El truco con el que las expertas consiguen que su camisa blanca de siempre parezca nueva

Estilistas y modelos combinan el popular chaleco de traje con la camisa más básica logrando dar una nueva vida a este diseño atemporal

por Clara Salgado /

Después de pasar los meses más fríos del año, en los que el chaleco oversize de punto ha sido el mejor aliado de los estilismos otoñales e invernales, ahora esta prenda, lejos de abandonarnos, se ha reinventado y se ha adaptado a la temporada primaveral, donde la versión mini se ha convertido en el objeto de deseo de celebrities, modelos y expertas en moda. Si el año pasado se limitó casi de manera exclusiva al armario de las prescriptoras escandinavas, esta temporada su popularidad se ha multiplicado en el street style de todo el mundo. Se trata de un diseño corto de inspiración working que rompe las barreras entre lo masculino y lo femenino, algo por lo que ya luchó Coco Chanel cuando hizo de esta pieza una creación universal sin género. Firmas como Burberry, Dior, Dsquared2 o Louis Vuitton han convertido esta tendencia en una de las protagonistas indiscutibles de sus últimas propuestas presentadas en las Semanas de la Moda internacionales. Un diseño que casi siempre se luce sobre una camisa blanca, dotando de una nueva vida a este básico de siempre. 

Mary Leest

Aunque el patrón sea claro: corto y abotonado, los diseños y tejidos con los que teñir esta prenda son prácticamente infinitos: de rayas, cuadros, florales, fluídos, lisos, vaqueros o de 'efecto piel', como es el caso de la prescriptora Mary Leest, quien ha sacado la faceta más 'cañera' de esta pieza apostando por un estilismo de lo más urbano, compuesto por una blazer oversize, un chaleco, una camisa blanca -la mejor opción para lucir debajo-, unos jeans rectos y unas zapatillas. Un estilo muy ochentero y con inspiración vintage capaz de sacar tu faceta más retro.

Chloe Harrouche

Pero como en la moda actual todo vale, aunque llevar el chaleco con una camisa blanca por debajo sea, quizá, la opción más segura y repetida, las prescriptoras más atrevidas apuestan por llevarlo solo, como si de un crop top se tratase. De esta manera, además de dar una pincelada de originalidad a tu estilismo, podrás seguir luciéndolo cuando las altas temperaturas se instalen en la ciudad, ya que no necesita muchos añadidos. Y eso es lo que ha hecho Chloe Harrouche, quien ha lucido esta tendencia en clave total look white para uno de sus últimos estilismos, aunque como todavía no ha comenzado la primavera, la experta en moda ha sido precavida y ha llevado una blazer masculina por encima -un truco que tu también puedes seguir hasta que no haga falta llevar ninguna prenda de abrigo sobre los hombros-. 

blake-lively

Entre la a-list de Hollywood, la prenda ya se ha colado en el vestidor de una de las actrices más aclamadas por su forma de vestir. La elegancia y la sofisticación con toques de tendencia siguen siendo las bases fundamentales de los looks de Blake Lively, algo que la icónica Serena van der Woodsen miraría con orgullo. Después de estar unos meses apartada de los focos mediáticos, la actriz volvió a ser blanco de todas las miradas gracias a sus últimas apuestas estilísticas. En el desfile de Marc Jacobs la actriz lució un pantalón palazzo en color negro, una camisa blanca y un chaleco de print de cuadros con un escote redondo y muy ajustado a la figura, que se convirtió en la pieza más espectacular del look. Además, la estadounidense se arriesgó con un truco que sacó su lado más sugerente: llevó la camisa blanca desabotonada con un pañuelo negro con lunares blancos que cubría el escote.

Bella hadid

Últimas Noticias
Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen:



Para Comentar Registrese

Activa las alertas de FASHION y entérate de todas las novedades de la moda antes que nadie