Hailey Baldwin rescató el vestido más atrevido de Lady Di en su look nupcial

El color es la única diferencia entre el diseño de la modelo y el que llevó la princesa de Gales hace 27 años

por Mara Mariño /

La boda de Hailey Baldwin y Justin Bieber sigue dando de qué hablar. Además de la cazadora personalizada o el traje de chaqueta y pantalón -el que fue su tercer look nupcial-, la modelo convirtió el vestido de la preboda en uno de los estilismos preferidos por sus fans. Sencilla y natural, sin artificios ni exageraciones, la maniquí apostó para la cena íntima con amigos por una creación de Vivienne Westwood con un trasfondo muy consciente, ya que estaba realizado de seda eco-friendly. Y para rematar la obra realizada a medida para la novia en el atelier de Londres -en riguroso blanco como manda la tradición-, añadió unas sandalias con lazos en la parte de atrás, un elemento recurrente en su armario. Palabra de honor, falda asimétrica, detalles drapeados... Por muy original que pareciera en un primer momento el diseño elegido por Hailey, recuerda a un icónico vestido que forma ya parte de la historia de la moda, creación que lució hace unos años Diana de Gales.

Hailey-Baldwin-vestido

Por mucho que la creadora de la firma inglesa no llegara a vestir nunca a Lady Di, ha vivido muy de cerca la influencia de la princesa de Gales en la moda -algo que sigue vigente en la actualidad-, así como el resto de diseñadores del país que han encontrado en ella una figura a imitar con sus diseños. Por esta razón, así como por el retorno de la estética de los 90, podrían haberse inspirado en una pieza de su vestidor para el look nupcial de la modelo. Puestos a elegir creaciones de impacto, qué mejor que fijarse en la más atrevida de su armario, aquella que ha pasado a la historia como el revenge dress, el vestido de la venganza.

Diana de Gales

Fue en junio de 1994 cuando Diana de Gales estrenó aquel vestido negro con hombros al descubierto, un modelo muy poco habitual en el caso de las mujeres de la realeza. Aquel vestido dio la vuelta al mundo. No solo por tratarse de una inesperada elección de Lady Di diseñada por Christina Stambolian, sino también por el momento en el que la princesa lo utilizó. Fue lucido la misma tarde en la que el Príncipe Carlos confesaría su relación con Camilla Parker Bowles, razón por la que recibió su célebre apodo al lograr llevarse el protagonismo y, de paso, haciendo de la moda su mejor arma al tratarse de un look atrevido. El estilismo, que entusiasmó a sus fans, le sentaba como una segunda piel, una razón por la que no quiso llevarlo en un primer momento. Sin embargo, según la estilista de la Princesa, Anna Harvey, su objetivo de lucir espectacular fue lo que hizo que se decantara por la prenda negra.

Últimas Noticias

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: