Estiliza, destaca las curvas y no necesita accesorios: un vestido de otoño para estrenar ya

Modelos, estilistas y prescriptoras de moda dan el visto bueno a la tendencia más fácil de llevar

por holafashion.es /

Los vestidos con volumen en las mangas, drapeados en el cuerpo de la prenda, largos asimétricos y aire de tendencia llevan varios meses conquistando a las expertas más exigentes de la industria. Pero, frente a estas creaciones en clave maximalista, están cobrando importancia los modelos de líneas rectas, sin grandes detalles y con vocación de básicos que, sin embargo, logran proporcionar un toque diferente a cualquier look. Todavía quedan por delante varias semanas de verano pero entre los primeros looks de transición que se pueden ver en las redes sociales esta prenda se ha convertido en la apuesta segura para crear estilismos relajados pero no demasiado informales. Una opción idónea para un look de trabajo o un conjunto urbano, según los accesorios con los que se combinen. 

Jeanette Madsen

Entre las diferentes propuestas que las firmas han incluido en sus colecciones para la próxima temporada, hay tantos diseños como formas de vestir pero casi todos ellos guardan varias características comunes. Por un lado, se trata de creaciones con una longitud por debajo de la rodilla, un largo que en algunos casos se eleva escasos centímetros por encima del tobillo. No incluyen grandes detalles, mantienen la rectitud de las líneas sin caer en juegos de volúmenes, si bien las propuestas estampadas rompen visualmente con esta sobriedad. Están confeccionados en tejidos elásticos que, sin ser demasiado cálidos, no son tan livianos como el lino o los materiales satinados que abundan entre las apuestas estivales. Expertas en moda, como la danesa Jeanette Madsen, ya han dado el visto bueno a esta cómoda prenda. En concreto, la cofundadora de la firma Rotate Birger Christensen ha elegido un vestido de punto marrón de H&M, disponible en la tienda online por 39,99 euros, que se ajusta al cuerpo sin limitar la libertad de movimiento. Como detalle, incorpora una abertura frontal que ayuda a alargar visualmente la figura. 

Lucía Cuesta

Las influencers madrileñas Lucía Cuesta y Mónica Anoz también se han decantado por este tipo de vestidos, perfectos para elaborar vestuarios polivalentes alejados de las mezclas más previsibles. Para asistir a la Semana de la Moda de Copenhague, Lucía eligió un modelo de una de las firmas que mejor acogida está teniendo en los últimos meses y por la que incluso apostó Michelle Obama el pasado mes de abril durante su visita a Copenhague. Un diseño de la marca danesa Stine Goya de corte midi, manga larga y estampado de rayas horizontales. Una propuesta con la que no se necesitan grandes complementos y que funciona tanto con sandalias como con deportivas. 

Mónica Anoz

Por su parte, Mónica Anoz incluyó en su maleta para las vacaciones en Ibiza una de las propuestas de la firma emergente Clea Stuart, especializada en prendas de punto. Un vestido largo con estampado en zigzag y abertura lateral que la estilista combinó con unas sandalias de plataforma con cintas al tobillo. Sin ser una de las apuestas más habituales, podría encajar con facilidad en un look de invitada, un estilismo de trabajo o un conjunto de tendencia para disfrutar del verano (y el otoño) en la ciudad. Los vestidos de punto de corte midi no solo confirman su éxito por su acogida en el universo digital, sino por su presencia en el armario de iconos de estilo como Gigi Hadid o Emily Ratajkowski, quienes han confiado en esta clase de prendas en más de una ocasión. Sobre la pasarela, firmas como Jacquemus, Missoni o Dion Lee reafirman el triunfo de esta tendencia. 

Últimas Noticias

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: