Los reveladores mensajes que se esconden en los últimos looks de Irina Shayk

¿Está hablando la modelo a través de su vestuario?

por Mara Mariño /

La moda se considera una de las herramientas de comunicación más potentes porque tiene la capacidad de transmitir a través solo de la imagen. De la política a los escenarios, pasando por las alfombras rojas: royals, cantantes y modelos... todas escogen sus looks al detalle cuando saben que las cámaras les esperan. Pero en el día a día también sus estilismos pueden revelar algunas emociones. También en el caso de Irina Shayk. Las apariciones de la top rusa, cada vez que acude a un evento, suelen venir acompañadas de impacto asegurado. Y, para el resto de ocasiones, es de las primeras en atreverse con las últimas propuestas de la temporada, como fue el caso del éxito que tuvieron las mallas de ciclista combinadas con camisa. Sin embargo, en sus últimos looks, el discurso podría haber cambiado ligeramente.

Irina Shayk

Si hasta ahora los estilismos de la rusa parecían llevar escrita la palabra trendsetter, viendo los conjuntos que ha lucido durante estos días -justo después de que se conociera su ruptura con el actor Bradley Cooper-, su relación con el armario es algo distinta. En ambas ocasiones, Irina ha optado por combinaciones monocolor en negro y en beis, dos colores neutros que funcionan resistiendo al paso del tiempo. Que la supermodelo prefiera este tipo de looks: sencillos, de colores lisos y sin ningún tipo de detalle o accesorio que resalte, tiene un significado muy claro ya que no es la única que opta por la sencillez a la hora de vestir.

Algunos empresarios de éxito como Mark Zuckerberg o Steve Jobs aumentan su productividad simplificando el proceso de toma de decisiones, algo tan sencillo como es eliminar la incógnita de qué ponerse por las mañanas. Por ello, muchos no se complican recurriendo a ropa negra o a improvisados uniformes para el día a día, como jersey y vaqueros. Aunque no ha empezado a vestir de la misma manera todos los días ni ha adoptado dos prendas recurrentes, sí que la top model parece haber encontrado en el monocolor su particular forma de, como los emprendedores de éxito, vestir acertando sin complicarse.

Irina Shayk

Las ventajas de incluir esta rutina en el día a día son varias. El principal ahorro es de tiempo, ya que se evita pensar en combinaciones de colores, de prendas o de estampados. También es una manera de reservar esa energía para dedicarla a otras cosas. Por último, la maniquí tiene la garantía de que su aspecto va a seguir siendo perfecto, ya que los looks monocromáticos dan en la diana al ser considerados la fórmula de las más elegantes. Una estrategia que, en el caso de estar poniendo en práctica, le haría ganar más tiempo para dedicarse a su trabajo -sigue siendo una de las modelos con más éxito-, a sus aficiones o a pasar más momentos de calidad con la pequeña Lea De Seine.

Últimas Noticias

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: