Gigi y Bella Hadid, 'el día y la noche' en la fiesta anual de la moda

¡Casi irreconocibles! Con cambio de estilo y looks opuestos, las hermanas modelos deslumbraron sobre la alfombra roja de la Gala Met

por Mara Mariño /

Por mucho que ambas se dediquen al modelaje o sientan un amor casi reverencial por la comida rápida -especialmente las hamburguesas- Gigi y Bella Hadid no podrían ser más diferentes. Ambas suelen ser una de las apariciones más esperadas en la alfombra roja de la Gal Met y, este año, han sorprendido con unos estilos totalmente distintos pero acordes con la etiqueta de la celebración, cuyo tema Camp: Notes on Fashion, se centraba en el amor por la moda exagerada, la prueba de que su personalidad es como el día y la noche. La aparición de la pequeña de las hermanas ha sido espectacular por partida doble ya que la fiesta de inauguración del Museo Metropolitano de Arte ha sido la mejor excusa para cambiar su look y elegir un corte de pelo que nunca le habíamos visto hasta ahora sin necesidad de meter tijera: una peluca pixie con la raya al lateral y flequillo que potenciaba la mirada de la modelo.

Bella Hadid

Pero de lo que no podíamos sacar los ojos de encima era del vestido joya, una obra firmada por Moschino cuyo director creativo, Jeremy Scott, no solo aparece en la exposición que inaugura el Instituto del Traje, sino que, además, sus creaciones para la firma italiana son la mismísima definición de Camp al ser irreverentes y excesivas. El diseño de la pequeña de las Hadid -quien además suele ser una de las estrellas de los desfiles de la exclusiva marca-, un vestido negro ceñido a su silueta como una segunda piel, venía con los accesorios incluidos ya que las joyas estaban cosidas tanto al escote como a los cut outs de la cintura y cadera, sin olvidar los guantes largos cubiertos de pulseras de brillantes multicolores, un look con el que podríamos imaginarnos a la perfección a la modelo yendo a la ópera.

Gigi Hadid

Si el negro es uno de los colores fetiches de la pequeña de la familia Hadid, su hermana mayor tiró por la sombra opuesta. Todo al blanco fue la estrategia de Gigi que lució un Michael Kors que también personificaba los elementos del Camp. Detalles dorados, plateados, pendientes XL, tocado a juego y hasta unas pestañas postizas blancas que daban a la modelo de Victoria's Secret un aire futurista. Su conjunto de dos piezas estaba formado por un mono largo de cuello alto que se ceñía al talle y una capa con solapas oversize con plumas alrededor del bajo para hacer la mezcla aún más exagerada.

Últimas Noticias

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: