Las nuevas vidas de la 'blazer', la chaqueta masculina que ellas llevan mejor

Te presentamos a tres diseñadoras que están reinventando la americana en España

por Amaia León /

Siempre está presente en las tiendas y forma parte de los básicos que toda estilista recomendaría como fondo de armario, pero con el resurgir del traje y el regreso del estilo de finales del siglo XX, la blazer -o chaqueta americana- es hoy más tendencia que nunca. Esta prenda de sastrería en un origen masculina, por fin se ha escapado de las oficinas, donde llevaba años recluida, para ser un imprescindible del día a día, también entre las veinteañeras. La razón es que los diseños ya no son tan formales como antes, convirtiéndose en el compañero perfecto para las dos prendas que la Generación Z no se quita, los vaqueros y las zapatillas. Quienes han conseguido convencerles de vestir con blazer han sido otras chicas jóvenes que, gracias a colores vivos, estampados y otros detalles llamativos, han reinventado la chaqueta más clásica de todas. Hablamos con tres de estas diseñadoras que no solo han revalidado la americana como la pieza más versátil, apostando desde sus firmas por ella, sino que también ponen en valor la moda made in Spain.

bleis-madrid

Los dos piezas 'made in Madrid'

Puede que hoy el traje sea una de las tendencias que más triunfa tanto en la pasarela como en la calle, pero no era así hace unos años, cuando Blanca Rodríguez estudiaba Diseño de Moda en la prestigiosa Escuela Parsons de Nueva York. "Llevaba un tiempo buscando un traje de chaqueta y pantalón de calidad, con buena hechura y que me permitiera ir elegante y cómoda a cualquier evento. Así que, motivada por mi propio interés, decidí proponer una opción de trajes casi atemporales y funcionales, para poder lucirlos tanto en eventos especiales o en el día a día", nos explica esta madrileña de 27 años. Su firma, Bleis Madrid, es un proyecto que empezó a desarrollar desde que se graduó en 2016 y cuya primera colección veía la luz en diciembre de 2017, un momento que resultó idóneo dada la obsesión por el dos piezas que vino después. "Creo que esta tendencia, la del traje, es una cuestión de comodidad y versatilidad. Además, las mujeres nos sentimos muy atractivas y empoderadas con ellos. Únicamente necesitaban desligarse un poco del ámbito laboral, asociado a un código más bien formal y sobrio, para poder irrumpir con fuerza en nuestro día a día", opina Blanca.

"Nuestros diseños tienen su esencia en la búsqueda de un patrón perfecto. Creo que hemos conseguido un corte muy depurado y una calidad que se traduce en el detalle de cada uno de nuestros Bleis", explica sobre sus trajes que, realmente, se venden como americana y pantalón, por separado. La calidad a la que se refiere es resultado de supervisar personalmente todo el proceso, desde la creación del patrón hasta el último paso de la confección, algo que le resulta posible al fabricar en Madrid, donde ella vive. "Me parece vital para entender el producto y poder mejorarlo; además me divierte muchísimo, es como volver a Parsons", afirma. Y tras vestir a Naty Abascal o Blanca Suárez, entre otras mujeres que han llevado su firma, ¿a quién imagina Blanca con sus diseños? "Me encantaría ver a nuestra Majestad la Reina Letizia con alguno de ellos, es una gran embajadora del made in Spain y sería un honor vestirla", responde.

mfrubies-chalotteblaz

Las americanas de colores preferidas en Instagram

En otoño del pasado año nacía Charlotte Blaz, y lo hacía, casi como la anterior, a partir de una obsesión personal. "Desde pequeña soñé con crear mi marca de chaquetas y desde hacía años, coleccionaba blazers sin parar", nos cuenta Carlota Muñoz Vargas, creadora y directora creativa de Charlotte Blaz, cuyas chaquetas estampadas y de tejidos metalizados posiblemente hayas visto en tu feed de Instagram. "Yo me pongo una americana hasta en pijama, cambia todo el look: da igual el pantalón o la camisa que lleves, si llevas una chaqueta original, ¡tienes un look bomba!", explica esta madrileña de 30 años que ya te presentamos en FASHION.

En solo cuatro meses, Carlota ha colado sus diseños en vestidores de estilos tan diferentes (pero tan seguidos en redes) como el de la influencer María F. Rubies, que las ha llevado en varias ocasiones, o el de la modelo y estilista Eugenia Silva, gran amante de las americanas de todo tipo. "Creo que mis chaquetas son originales, diferentes a las blazers que hemos visto últimamente, además de favorecer mucho por su colorido", explica sobre el que es, en su opinión, el secreto de esta popularidad. Aunque están diseñadas y fabricadas en Madrid, es cierto que estas chaquetas bien podrían provenir de algún país exótico, dado los coloridos motivos que las caracterizan y que, contra todo pronóstico, también gustan a las señoras más clásicas. "Me ha sorprendido mucho el éxito que han tenido mis diseños en mujeres de más de 60, me hace mucha ilusión ver que las llevan", nos cuenta Carlota, quien también reconoce que sueña con vestir a Diane Keaton.

atelier-flaman

Una chaqueta única

La última en sumarse a la ola de las blazers originales ha sido Patricia de la Llana, una diseñadora que, desde Oviedo y tras dos años investigando en tejidos y patrones, lanzaba el pasado enero Flaman Atelier. Su apuesta por las chaquetas esenciales que pueden personalizarse incluye, además de americanas, cazadoras vaqueras, otro de los grandes hits del momento. "En mi firma, quería centrarme en prendas que tuvieran cierta versatilidad y que permanecieran intactas al paso del tiempo. De ahí mi locura por el denim y por las americanas, son prendas que nunca pasan de moda. Toda mujer tiene una americana y una cazadora vaquera, como mínimo, en su armario", nos cuenta Patricia. 

Sus diseños se inspiran en el estilo rock de los años 80, con grandes hombreras, detalles flúor y aplicaciones de piel sintética, pero lo verdaderamente diferente es que pueden personalizarse: "Bajo nuestro asesoramiento damos la posibilidad de que modifique colores, botones, pieles...". Aunque su marca acaba de nacer, todo apunta a que le espera un largo y exitoso recorrido. Y es que Patricia (de 29 años) comprende bien a la generación a la que se dirige, chicas jóvenes que, además de querer una prenda diferente que nadie más llevé, tienen la versatilidad y la comodidad como máximas al ir de compras. "Las veinteañeras queremos una americana que aporte un toque de estilo cañero a los looks más sencillos, pero que puedan llevarla tanto para el trabajo como para ir de cena".

Últimas Noticias

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: