Ni negro ni plateado, el color que nunca falta en los botines de las francesas es...

En sus versiones más claras, y también en las más oscuras, los tonos tierra se han convertido en un básico del chic parisino

por Regina Navarro /

A principios de año Pantone aseguró que el utra violet se iba a convertir en el tono preferido de 2018. Sin embargo, conforme han ido pasando los meses, cada vez ha sido mayor el número de colores que han competido con este para convertirse en los más utilizados en las colecciones de moda y en los estilismos de las más influyentes. El Gen Z Yellow triunfó en primavera y el naranja se ha convertido en la tendencia más inesperada del otoño. Además, Zara vaticinó que el marrón, en su versión chocolate, nos iba a perseguir en los meses más frescos algo que, en realidad, se está cumpliendo. Estos colores se cuelan en prendas y también en accesorios, pero es este último, el marrón, el preferido de las francesas para colorear sus botas y botines.

Sezane

Es probable que pensaras que el negro es el color definitivo para este tipo de calzado. Olivia Palermo, Anine Bing o Sara Carbonero lo eligen de forma casi constante. Sin embargo, basta un breve vistazo a las cuentas de Instagram de las influencers del país vecino para descubrir que los tonos tierra nunca faltan en sus botas ni botines. Quizá se debe a que es perfectamente combinable -funciona con pantalones, faldas o vestidos de casi cualquier estilo-, a que admite todas las tendencias -desde un estampado animal print a un acabado craquelado- o es porque se ha convertido en un básico, lo cierto es que las parisinas parecen tenerlo claro.

 

Una publicación compartida de Jeanne (@jeannedamas) el

 

Jeanne Damas es una de las chicas que suele recurrir a estos tonos con más frecuencia. Entre sus últimos estilismos es posible encontrar unos botines chocolate que combina con unos vaqueros flare y una blazer de cuadros. Marrones son también las botas de caña alta con las que sorprendió hace unos meses al posar con un total look de Mango compuesto por un jersey verde y una falda estampada de flores. O la opción preferida para otras botas -esta vez de media caña- que combinó con un vestido tipo pichi. Con ellos demuestra que estos colores se pueden mezclar con ellos mismos, utilizar con tonos llamativos o llevar con prendas básicas. Incluso es perfectamente compatible con algunos looks de invitada. Pero ella no es la única. Camille Charrière utiliza este color para animar un conjunto de jersey y pantalón blanco o lucirlo con otro básico, unos jeans. Marta Cygan, una parisina afincada en Los Ángeles, siempre incluye calzado de este tono en su armario. En él es sencillo encontrar desde botas over the knee con acabado aterciopelado que combina con pantalones culotte estampados, a botines con tacón alto y animal print, perfecto para lucir cualquier día de la semana y en casi cualquier look. 

Tal vez por eso, por la gran acogida que tiene entre las influencers francesas, el marrón, en cualquiera de sus versiones, es un básico que aparece, antes que el negro en las propuestas de firmas como Chloé, Sezane o Sandro. Algo que no impide que entre sus colecciones aparezcan otros colores de tendencia -desde los burdeos a los rosas, pasando por los metalizados o los verdes-. Eso sí, siempre suelen ceder su protagonismo a los tonos tierra.

Últimas Noticias

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: