Sabemos por qué Kate Moss guardó su segundo y mejor look para la fiesta post boda real

Aunque no fue de la mejor vestida en el enlace de Eugenia de York, la modelo tenía guardado un as en la manga

por holafashion.es /

Pese a que la lista de modelos, actrices e influencers estaba repleta de grandes nombres, Kate Moss era una de las invitadas más esperadas en la boda de Eugenia de York y Jack Brooksbank. Amantes de la realeza, las tendencias y el mundo del showbiz estaban expectantes por ver cómo la top británica aparecería en la capilla de San Jorge; un momento que la celebrity quiso compartir con su hija Lila Moss y que sorprendió a los allí presentes por la línea clásica de su look. Sin embargo, horas más tarde, ya en la fiesta posterior al enlace, la modelo británico recuperó puntos con un gran estilismo que, esta vez sí, encarnaba su estilo boho chic.

Kate Moss

Puede que el look más esperado del día fuera el de Eugenia de York, aun así, el resto de invitadas no se quedó atrás. Conscientes de la relevancia de la cita, aristócratas, modelos, amigas de la novia y actrices del otro lado del charco cuidaron al detalle sus estilismos para estar a la altura del evento. Incluso las más expertas en moda se aplicaron más que de costumbre para no defraudar a sus seguidores, sin saltarse el protocolo; un grupo de alumnas aventajadas en el que destacaron nombres como los de Naomi Campbell, las hermanas Delevingne, Pixie Geldof o Kate Moss. 

Acostumbrada a ser el centro de atención en cada una de sus apariciones, el que fuera icono de estilo de los 90 sabía la importancia de acertar con un look apropiado para la ocasión. ¿Su elección? Un vestido vintage midi, en color blanco, con lunares azules, y chaqueta a juego con doble bolsillo lateral, de Chanel. Una apuesta clásica, que completó con un tocado de Philip Treacy muy elegante que, sin embargo, no convenció a sus fans. Aunque se trataba de un estilismo irreprochable, más aún tratándose de un acto junto a la reina de Inglaterra, el conjunto no encarnaba el estilo de la modelo. Pese a que la elección de Moss podría explicarse para ceder todo el protagonismo a su hija Lila en este día tan especial, lo más probable es que la modelo no quiso destacar (ni demasiado ni poco) en un evento de tal relevancia.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Royal Style Watch (@royalstylewatch) el

Sin embargo, horas más tarde, por la noche y de camino a la fiesta posterior a la boda, Kate Moss recupero su corona de reina del boho gracias a un segundo look que sí representaba su esencia. Mientras que la novia optó por no cambiar de vestido, algo que llamó la atención a algunos medios, las invitadas quisieron mostrar nuevos diseños, más apropiados para el evento nocturno. ¿La apuesta de la modelo? Su look fetiche: vestido lencero largo de seda en blanco roto y abrigo claro de pelo. Dos prendas que, no hubieran sido adecuadas en la ceremonia religiosa (por el color y el largo) pero que resultaban perfectas en esta segunda parte de los festejos nupciales. 

Últimas Noticias

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: