Esto es lo que piensa Victoria Beckham sobre sus looks de hace diez años

Hubo un tiempo en que las prendas ceñidas de encaje y satén predominaban en el armario de la diseñadora

por holafashion.es /

Si te gusta estar al día de las tendencias es posible que ya te hayas hecho con un diseño con el estampado estrella de la temporada: el animal print, especialmente en su versión leopardo o serpiente. Quizá también tengas en tu vestidor un par de zapatillas dad shoes, el epítome de lo cool para las entendidas en moda. Y tal vez, si te gusta arriesgar con combinaciones inesperadas, hayas apostado por la moda 50/50, que mezcla colores, tejidos y estampados en una misma prenda. Un estilismo tendencia que te convertirá en una de las mejor vestidas de tu grupo de amigas pero, ¿qué pasará cuando veas en una foto de Instagram este look 2018 dentro de diez años? Sí, lo mismo que ocurre cuando ojeas imágenes de hace una década cuando pensabas que no podía haber nada más estiloso que los pantalones campana y las gargantillas brillantes. Y es que, aunque todo vuelve (y en este sentido, los noventa son actualmente la gran inspiración para la industria), nuestra forma de vestir cambia a medida que crecemos y resulta complicado que nos reconozcamos con el vestuario de hace años. Algo similar debe de experimentar Victoria Beckham, que a día de hoy abandera un estilo depurado y minimalista muy diferente al que solía lucir hace no tanto tiempo. Pero la diseñadora británica tiene una opinión muy clara al respecto

Victoria Beckham

Según ha comentado en una entrevista reciente concedida a la edición británica de la revista Grazia, Victoria identifica este cambio de estilo como un "viaje" en el que ha aprendido a apostar por las cosas "sencillas". Mientras que algunos nos echamos las manos a la cabeza al recordar viejos estilismos, la mujer de David Beckham y madre de cuatro hijos tiene claro que no se arrepiente de sus decisiones en materia de moda. "Nunca miro hacia atrás y me espanto" ha sentenciado la diseñadora. Hace apenas unos días, Victoria presentaba su nueva colección para la próxima primavera verano en la Semana de la Moda de Londres, ciudad que ha elegido por primera vez en lugar de Nueva York, donde siempre ha dado a conocer sus novedades. Este cambio de ubicación tiene que ver con el décimo aniversario de su firma homónima, que nació en septiembre de 2008. Desde entonces, ha habido muchos cambios sustanciales en la vida de la ex Spice Girl que ha logrado ser reconocida en una industria muy exigente con el aparente intrusismo. Vestidos de líneas rectas y amplias, conjuntos lisos, complementos minimalistas... poco tiene que ver la Victoria de 2018 con la de, por ejemplo, 2003, año en que se trasladó a España junto a su familia para acompañar a su marido, el que fuera fichaje estrella del Real Madrid. 

David y Victoria Beckham

Los vestidos ajustados que potenciaban sus curvas formaban parte de sus elecciones más habituales en los primeros años de este siglo. Sobre la alfombra roja, los diseños de corte sirena, con aberturas, encajes, escotes palabra de honor o corpiños se repetían evento tras evento. Su look de boda, en el que ella y su marido lucieron dos llamativos diseños en color morado, anticipó una tendencia que los Beckham exprimieron al máximo: los estilismos coordinados

Victoria Beckham

A partir de los años 2004-2005, Victoria Beckham comenzó a ser uno de los rostros habituales en las Semanas de la Moda más prestigiosas. La vimos en el front row de Marc Jacobs, Roberto Cavalli, Óscar de la Renta, compartiendo conversación con Donatella Versace o en fiestas organizadas por cabeceras de moda internacionales. Poco a poco, fue refinando su gusto y sustituyendo los vestidos de aire Kardashian de comienzos de los 2000 por propuestas más clásicas que poco a poco fue adaptando a su propio gusto hasta dar con el estilo actual que impregna su firma y con el que se siente ella misma.

Victoria Beckham

Además, dijo adiós a su larga melena y apostó por el corte bob tendencia de aquellos años -corto por la nuca y más largo en la zona de la mandíbula-, cambió los perfiladores de labios y el colorete melocotón por un maquillaje natural y apenas perceptible y se propuso dejar atrás su faceta de estrella pop para ser una diseñadora respetada, algo que, diez años después ha logrado con el apoyo de crítica (fue premiada en 2011 en los British Fashion Awards)  y público. 

Últimas Noticias

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: