Millie Bobby Brown o el vestido largo que necesitas si eres bajita

Este look de invitada es lo mejor que hemos visto en los Premios Emmy 2018

por Regina Navarro /

El color rosa parece haberse convertido en el tono preferido de Millie Bobby Brown para las grandes ocasiones. Seguro que recuerdas que en los pasados SAG Awards la actriz, protagonista de Stranger Things, eligió un vestido salpicado de paillettes de este tono. Un diseño de Calvin Klein que acompañó con unos divertidos moños y unas Converse blancas. En los premios Emmy de este año ha repetido firma -algo que suele hacer desde que se convirtió en embajadora de Calvin Klein by Appointment-, tono y actitud. Porque, si en la edición del año pasado, para la que eligió un diseño blanco, se convirtió en una bailarina, en esta ocasión han sido muchos los que han encontrado en su vestido salpicado de flores y con la falda llena de volumen, un look tipo princesa que encierra tres claves con las que la actriz consigue beneficiar su silueta.

millie bobby brown

1. Escote para equilibrar el tamaño del pecho

2018 ha sido el año de los escotes, y los diseños bustier, front knot o Bardot se han convertido en uno de los preferidos de celebrities y diseñadores. Por eso no sorprende que el diseño que luce Millie -pertenece a la colección CALVIN KLEIN 205W39NYC- se haya sumado a esta última tendencia. A medio camino entre la tendencia off the shoulders y el escote que lleva el nombre de la conocida actriz francesa, la parte superior del vestido es perfecta para chicas con poco pecho que busquen realzar esta zona de su cuerpo. Una de las peculiaridades de este tipo de escotes es que, gracias a su corte recto en la parte superior y no demasiado pronunciado, permiten dejar a la vista la cantidad suficiente de piel como para estilizar la zona de las clavículas y crear sensación de volumen en la parte inferior.

millie bobby brown

2. Corte a la cintura para estilizar la silueta

Uno de los consejos que las estilistas suelen dar a las chicas que, como la actriz, no superan los 160 centímetros, es elegir prendas mini, diseños asimétricos o cortes a la cintura que permitan ampliar la zona del talle y potenciar las piernas. Millie ha optado por un diseño que, efectivamente eleva su corte unos centímetros por encima de la cintura, dejando de este modo una falda de una longitud mucho mayor, ligeramente por encima del tobillo. Un largo difícil para sumar altura salvo por un truco, las asimetrías. Ya te adelantamos que este tipo de diseños, con el bajo irregular, son los que más estilizan la silueta. Gracias a que el vestido era más corto en la parte delantera que por detrás, la actriz pudo elegir un calzado cómodo -algo habitual en ella- con un tacón que no superaba los cinco centímetros, unos kitten heles también de Calvin Klein.

millie bobby brown

3. Doble estampado para crear sensación de volumen

Si te has fijado en el estampado del vestido de Millie, seguro que, en lo primero que has reparado, es en las flores -que recuerdan a dibujos- que salpican toda la prenda. Sin embargo, prestando un poco más de atención, es posible ver otras rosas del mismo tono que el vestido, ligeramente brillantes. Este tipo de estampado ayuda a crear una sensación óptica de volumen algo que, unido a la falda -recuerda al miriñaque que se utilizaba en el siglo XIX para crear una estructura voluminosa en las prendas-, se amplifica. Además, este tipo de diseños con estampados llamativos permiten completar el look con joyas sencillas y minimalistas. La actriz lució cinco piezas de Cartier: dos pulseras, un colgante y dos sortijas, todas ellas elaboradas en oro rosa de 18 quilates.

Últimas Noticias

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: