El vestido con el que Meghan Markle zanjó la polémica y otros looks reveladores

La Duquesa de Sussex ha lucido durante su viaje internacional varios estilismos en los que se descifran algunos mensajes

por Elena M.Medina /

Desde que se convirtiera en Duquesa de Sussex el pasado 19 de mayo, Meghan Markle no había tenido una agenda oficial tan repleta de compromisos como esta semana, que se ha presentado con un doble debut para la mujer del Príncipe Harry. Por un lado, asistió por primera vez a un bautizo real, el de su sobrino el príncipe Louis de Cambridge, donde eligió un diseño verde oliva de Ralph Lauren. Solo unas horas después la vimos, junto a su marido y los duques de Cambridge protagonizar el acto que conmemoraba los 100 años de la Real Fuerza Aérea Británica, vestida por primera vez de Dior, con una propuesta que recuperaba la estética bobret a la que Meghan se referió en alguna ocasión en su antiguo blog. Después emprendió su primer viaje oficial con el Príncipe Harry, con destino Dublín, donde nos ha dejado un total de cuatro estilismos en cuestión de 24 horas que merece la pena analizar. Uno de ellos, con mensaje reconciliador incluido.

Meghan Markle y Príncipe Harry

Givenchy se confirma como una de las marcas de cabecera de la Duquesa, recurriendo a ella para su primer acto en el país vecino del Reino Unido, con un dos piezas verde botella. Sin embargo, fue el segundo conjunto del día de ayer el que llamó la atención no solo por su favorecedora silueta sino por el mensaje que revelaba. Se trata de un diseño en negro con cuello cuadrado, cinturón y bolsillo lateral, de Emilia Wickstead. Esta creativa está muy presente en el armario de la Duquesa de Cambridge y, tras la boda de Meghan con el Príncipe tuvo que desmentir los rumores que aseguraban que la firma consideraba el vestido de novia creado por Claire Waight Keller un plagio de uno de los vestidos de la marca británica. Con este gesto, Meghan zanja cualquier polémica y se aleja de la controversia de la manera más directa: incorporando a Wickstead a su armario

Meghan Markle

En la segunda jornada de su viaje a Irlanda y en menos de sesenta minutos, Meghan Markle ha lucido dos looks completamente diferentes en los que incluso ha modificado su peinado. A primera hora de la mañana la Duquesa ha sorprendido con un vestido gris topo de manga larga de Rouland Mouret, que curiosamente es una versión similar al que lució durante sus últimas horas de soltera en el ensayo previo a la boda real aunque en aquella ocasión era azul marino y de manga corta. A contuación, para acudir al estadio Croke Parks, ha optado por sustituir el moño bajo y pulido por la melena suelta y ha elegido un conjunto más relajado y adecuado para la ocasión formado por un traje de pantalón y blazer entallada de Givenchy que ha combinado con un top en color blanco y un clutch de la misma firma valorado en casi 2.000 euros

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: