¿Está transformando el canon de belleza de las Kardashian la ropa de deporte?

Mientras que en los Estados Unidos triunfan las curvas, Europa se resiste a dar el paso hacia lo voluptuoso. ¿Por poco tiempo?

por Elena R. Ballano /

Si durante siglos, los estándares de belleza habían estado definidos por la pintura y la literatura hoy, basta con coger el teléfono y abrir la cuenta de Instagram de cualquier marca de ropa deportiva para saber qué gusta en cada país; unos cánones que, en el caso de Europa y los Estados Unidos resultan cada vez más opuestos. ¿Las responsables? Las hermanas Kardashian y sus cada vez más deseadas curvas. 

Hubo una época en la que Europa y los Estados Unidos compartían los mismos estándares de belleza. Modelos como Cindy Crawford, Claudia Schiffer o Linda Evangelista representaban lo que todos entendían como la mujer perfecta: el top del modelo a seguir. Delgadas, altas, atléticas y sobre todo femeninas. Sin embargo, en apenas dos décadas, europeos y estadounidenses han ido, poco a poco, redefiniendo su percepción de lo atractivo hasta situarse en polos opuestos. Un divorcio estético en el que Kourtney, Khloé y Kim Kardashian han tenido mucho que ver. Tanto que cada vez más marcas estadounidenses usan para sus campañas su canon de belleza.

Desde que Jean-Paul Goude fotografiara en 2014, el trasero de Kim Kardashian, sus curvas dejaron de ser algo vulgar para convertirse en una silueta a imitar para muchas estadounidenses, hasta el punto de aumentar el número de operaciones estéticas para tener sus mismas nalgas. 

Conscientes de este boom, marcas de ropa como Buffbunny, Beloforte o Alphalete, muestran en sus catálogos y redes sociales cuerpos muy parecidos al de Kim Kardashian: caderas marcadas, cinturas muy delgadas, tallas de sujetador generosas, etc. Siluetas que, al igual que la mujer de Kanye West se visten con ropa ajustada, crop tops y sudaderas con cremallera.

Incluso, hay quién no duda en recurrir a mujeres con un físico muy parecido al de Kim Kardashian para vender mejor sus prendas.

Mientras que en los Estados Unidos, la estética Kardashian triunfa por encima del resto, en Europa, los cánones de belleza siguen siendo reacios a las mujeres voluptuosos. Marcas como Oysho,Vaara o Every Second Counts muestran en sus lookbooks y redes sociales chicas atléticas, pero más delgadas que las estadounidenses, con menos pecho, y que abrazan incluso la tendencia no gender.

Asimismo, la ropa que proponen a sus clientas siguen una línea opuesta a la que buscan las estadounidenses. En Europa funcionan las mallas, pero también pantalones y camisetas más amplios que no se ciñen tanto al cuerpo de la mujer. Un estilo discreto que, sin embargo, podría terminar desapareciendo de nuestros escaparates si la tendencia 'Kardashian' termina por imponerse en el Viejo Continente.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: