Alerta H!FASHION: Así llevarás los neopiercings en 2018

Pendientes desparejados, aritos, hélix, de quita y pon... Te adelantamos la tendencia que vas a querer llevar antes de que acabe el año


En 2017 aprendimos que los pendientes, como las cadenitas, se llevan mejor en grupo; que los piercings, al igual que los tatuajes, también pueden ser discretos y sofisticados y que no es necesario perforarse para estar a la última. Por culpa de Blanca Suárez, nos encaprichamos con el septum (en el cartílago de la nariz) y cuando Kim Kardashian decidió que sería el año del labret (en el centro del labio inferior) nos faltó tiempo para encontrar aritos, falsos y originales, en todas las tiendas. Justo al lado de los ear cuffs que tanto triunfaron hace algunas temporadas.

kim_kardashian_piercing_labio_kim_kardashian_3

En 2017 las modelos e instagramers españolas se sumaron algún aro o botoncito más a los que ya tenían consolidando los piercings como una tendencia millennial en su versión más delicada y femenin. Así los llevamos este año pero, ¿cómo los llevaremos en 2018?

 

Una publicación compartida de Ariadne Artiles (@ariadneartiles) el

 

La premisa de formar pequeñas constelaciones mezclando aritos y botones, brillantes y metal pulido se mantiene. Lo mismo que las asimetrías entre una oreja y otra. Es decir, si en el primer agujero llevas un aro, escoge un pendiente largo para la oreja contraria. Y, de la misma forma, si llevas un arito en la parte alta del cartílago, procura que en la otra oreja quede a una altura más baja, cerca del lóbulo.

 

Por otro lado, los diseñadores apuestan por pendientes que adornen el hélix aprovechando las perforaciones más habituales (el primer agujero que muchas llevamos desde pequeñas) o que, simplemente se adhieren a la oreja como un clip. Por ejemplo, las propuestas de Charlotte Chesnais, discípula de Nicolás Ghesquière en Balenciaga, se ajustan en la parte alta del cartílago y atraviesan el lóbulo por el agujero tradicional.

Aunque los diseños, cada vez más originales y vistosos, sugieren mayores complicaciones y, sobre todo, más dolor, es justo al contrario: tanto sus creaciones como las de Kat Kim o Lady Grey podrían considerarse pendientes al uso (ya que no requieren de perforaciones adicionales) si no fuera por sus formas orgánicas diseñadas para recorrer todo el cartílago.

pierc_z

Además de los aritos que decoran la parte alta, el piercing caracola será el otro gran favorito. Situado en una altura media, marcaría la separación entre el lóbulo y el hélix. Para respetar la forma anatómica y mantenerse sujeto, muchos de estos falsos ear cuffs tienen forma de grapa como los de brillantes de Carbon & Hyde o incorporan perlas o piedritas como los de Pamela Love. ¿Quién dijo que los piercings no podían ser elegantes?

 

Una publicación compartida de Pamela Love (@pamelalove) el

 

Encontramos versiones lujosas para combinar con looks de noche e incluso para dar el contrapunto a un look informal y también diseños más sencillos que se colarán en nuestro cajoncito de básicos antes de que nos demos cuenta. En 2018 llevaremos pendientes desparejados, aritos, piercings hélix, caracola, de verdad o de quita y pon pero llevaremos. No importa si nunca has considerado hacerte uno porque cuando veas los neopiercings que triunfarán los vas a querer todos.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: