Consejos de estilista: cómo vestir para una entrevista de trabajo

¿Total look en negro? Pieles, ¿sí o no? Una experta nos da las mejores pautas de estilo con las que ganar puntos


Si hay una situación en la que la ropa que lleves sea decisiva es una entrevista de trabajo. Y no solo porque vaya a influir en la primera impresión que causes (que también), sino principalmente porque puede hacerte sentir bien y cómoda, y que la prueba sea un éxito, o todo lo contrario. Cropped tops, escotazos y tacones XL son algunas de las prendas que un estilista no recomendaría llevar en una entrevista, pero dar con el look perfecto, ese que nos aporte seguridad, en primer lugar, y sume puntos de cara al entrevistador, en segundo, requiere valorar muchos aspectos, desde el puesto al que se postula hasta el efecto que puede provocar el color de nuestra ropa.

vestir-trabajo-consejos-2z

Escribe la estilista Louise Roe en su página web que, en la mayoría de entrevistas, "es mejor apostar sobre seguro y optar por clásicos que sean elegantes y cool con un pequeño giro que te haga diferenciarte". Ella recomienda vestir piezas que sean sencillas y tengan un patronaje que siente bien, y añadir después accesorios más especiales. Con esta opinión coincide Rebeca Ávila, editora de la página web especializada en looks de trabajo Working Outfits. Según nos cuenta Rebeca, dentro de su decálogo para acertar con tu imagen en una entrevista, el blazer podría ser esa pieza sencilla y favorecedora que Louise Roe aconseja para un nuevo ámbito laboral. Y teniendo en cuenta que es parte del uniforme de mujeres exitosas como Victoria Beckham que han hecho del power dressing una de sus señas, podemos afirmar que el consejo es fiable.

VER: DECÁLOGO PARA ACERTAR CON TU IMAGEN EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

La clave: la comodidad

"La ropa es comunicación y si no nos gusta o no estamos a gusto con lo que llevamos, se transmitirá". Así de clara (y fácil de aplicar) es la recomendación número uno de Rebeca Ávila, que, además de editora de su web, es directora de comunicación y asesora de imagen. "Por eso, lo más importante en una entrevista de trabajo es que estemos cómodas con nuestra ropa". Por supuesto, esto no significa llevar unos vaqueros anchos (por muy cómodos que sean) o una sudadera (aunque te encante lo suave que es). Una entrevista, como la mayoría de citas de trabajo, requiere un look algo más formal, tal y como Rebeca nos confirma. "Una entrevista de trabajo es siempre un momento con cierta formalidad y necesitamos llevar alguna prenda que nos ayude a transmitir la importancia que le damos. Un blazer aporta instantáneamente ese toque formal y funciona en todo tipo de estilismos", afirma Rebeca.

vestir-trabajo-consejos

La Psicología del Color, aplicada a una entrevista

Un aspecto muy importante, más de lo que podemos imaginar, es el color de nuestra ropa. Los tonos muy llamativos deberían estar tachados de las opciones en esta situación porque distraerían al entrevistador. Pero no son los únicos que Rebeca recomienda no llevar: el marrón y el gris tampoco están en su armario worker. "Cada color comunica sensaciones diferentes, y el marrón transmite sumisión y desconfianza, apatía y conformidad. Es el color propio de personas inseguras", cuenta respecto al primero. "El gris en 'total look' tampoco es una buen elección pues es seriedad e indiferencia. Transmite cansancio, inseguridad, tristeza, aislamiento y depresión". 

Ni colores estridentes, ni marrón, ni gris... ¿Total look negro, entonces? No: mejor azul marino. "El azul es el color que más se relaciona con la simpatía, la armonía, la amistad y la confianza. Transmite disposición para compartir y escuchar las opiniones de los demás", explica Rebeca sobre el que es, para ella, el mejor color para una entrevista de trabajo. "El blanco también serviría porque es el color de la pureza y la paz, y cuando lo elegimos, estamos transmitiendo una actitud clara, pura, limpia. Por último el negro, que es el color clásico y elegante por excelencia, funciona siempre, aunque mejor si se acompaña de algún elemento de color en vez de llevarse en 'total look'", apunta.

vestir-trabajo-consejos-3z

VER: DECÁLOGO PARA ACERTAR CON TU IMAGEN EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

Cada sector tiene sus códigos

Aparte de los anteriores consejos básicos y válidos para todas las pruebas de trabajo, para Rebeca no hay otras reglas que pueda aplicarse de forma universal. "Existe un estilismo perfecto para cada candidato y cada entrevista en el que influye muchísimos factores: la personalidad del entrevistado, el puesto al que se presenta, los códigos de imagen del sector…". Por ejemplo, en algunos sectores más conservadores, como la banca o la abogacía, sería mejor llevar tacones, mientras que en otro tipo de empresas, este punto no tendría demasiada relevancia. 

Rebeca Ávila recomienda conocer los códigos de imagen del sector o de la empresa y adecuar el estilo al puesto al que optamos, sin que deje de ser nuestro propio. "En todo caso, la sencillez y el menos es más debería ser la norma", aconseja esta asesora de imagen que también evitaría, sea cual sea el sector, todo aquello demasiado arriesgado como transparencias, estampados llamativos o colores estridentes. "La ropa para una entrevista debe ayudar a transmitir un mensaje de profesionalidad, fiabilidad y de preparación para el puesto al que presentas candidatura, y centrar la atención en lo que realmente importa", cómo estás haciendo la entrevista.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: