Vestido + vaqueros: la fórmula de moda que les funciona a las escandinavas

Inspírate en estas expertas en 'layering', el arte de superponer capas para sobrevivir al entretiempo

por Blanca de Almandoz /

Con 16º de temperatura media, el mes de agosto en Copenhague se parece más a nuestro entretiempo que a nuestro verano, ese que nos dirá adiós en apenas unos días. De ahí que las danesas dominen el arte de la superposición de capas, como las italianas el horror vacui, algo muy útil en esta época del año. Y prueba de esta habilidad es la Semana de la moda europea que inaugura el circuito internacional y en la que se dan cita editoras, estilistas e influencers mayoritariamente escandinavas. Y sí, hay una explicación para que cada vez más medios especializados de todo el mundo desplacen fotógrafos y redactores a la Copenhaguen Fashion Week.

VER: ESPECIAL MODA OTOÑO-INVIERNO

 

🐝🐝 Photo: @theurbanspotter #emilisindlev #oslrw

Una publicación compartida de Emili Sindlev (@emilisindlev) el

Estocolmo, Oslo y, sobre todo, Copenhague no son las capitales minimalistas que su diseño de interiores nos quiere hacer creer. En moda, son funcionales pero también coloristas y mucho más imaginativas que en cualquier street style mediterráneo. No les queda otra: la temperatura obliga.

Como decíamos, las escandinavas son demasiado prácticas para pasar frío por una cuestión de estilo. Así que no las verás escatimar centímetros de tela mientras los termómetros se desploman, ni sacrificar las medias en nombre de la moda. Al contrario, ellas son las primeras en poner a prueba las tendencias de entretiempo mientras el sur de Europa hace su agosto en minivestidos y shorts. Y las encargadas de reformular los códigos de estilo para que, uno, se adapten a un clima moderado y, dos, sean aptos para la bici.

La edición de la Semana de la moda de Copenhague que se celebra en pleno verano es una pasarela de tendencias también a pie de calle de la que toman buena nota las ciudades que están a punto de comenzar su mid season y el evento de este año no ha sido una excepción. Allí asistimos a la consolidación de la combinación ganadora -con permiso del binomio rosa/rojo- de la próxima temporada que llevaba un tiempo intuyéndose. Ingenua de ti, ya aseguraste en una ocasión que JAMÁS mezclarías esos dos colores, ¿y si te decimos que, además, en los próximos meses reciclarás tus vestidos de verano con vaqueros? Vas a tener que empezar a replantearte tus “yo nunca”…

VER: LOOKS CON FALDA SOBRE PANTALÓN

La fórmula vestido + jeans no sólo funciona sino que supera las expectativas porque prolonga la vida de tus últimas compras: abriga cuando aún no hace frío, más bien fresco; permite retrasar un poco más el cambio de armario; proporciona una alternativa a tu uniforme diario de vaqueros y camiseta y, con un vestido de fiesta, aporta el equilibrio perfecto entre ir “demasiado” y “poco” vestida. ¡Ah! Y es un recurso ideal para la bici, que puede que para ti no sea importante, pero que para las danesas Emili Sindlev, Jeanette Madsen o Pernille Teisbaek resulta fundamental. Ellas nos han enseñado a resolver con éxito la suma de vestido más vaqueros.

Solución 1. ASOMANDO POR EL BAJO

No son perceptibles a primera vista pero Sophia Roe lleva unos vaqueros de Frame bajo su vestido de fiesta de Fendi. Ella misma explicaba en su blog que, añadiendo la camiseta blanca y los jeans, conseguía dar un toque informal a una prenda a priori reservada para la noche. El detalle apenas resultaba visible cuando su wrap dress se abría al caminar por lo que también sospechamos que la bloguera trataba de hacer más cómodo (y calentito) su conjunto.

 

Pretty girl @sophiaroe in a Fendi dress at #cphfw

Una publicación compartida de flowerinagirls (@flowerinagirls) el

Solución 2. CON VESTIDO CORTO

La coartada perfecta para todas esas adquisiciones de rebajas y de tus vacaciones. No guardes todavía los minivestidos porque aún puedes amortizar tus compras durante los meses de entretiempo. Basta con ponértelos sobre tus vaqueros favoritos como Luna Lundsgaard y, según el extremo que quieras destacar –la feminidad del vestido o la informalidad de los jeans– combinarlos con salones o zapatillas. Lo mejor es que este sencillo truco de estilismo no discrimina ningún tipo de vaqueros. Los pitillo o tipo skinny te resultarán más fáciles de combinar.

 

 

Los de bajo acampanado, por su parte, incorporan un plus de dificultad y son aptos solo para las que quieran arriesgar. Son la elección más acertada para vestidos de gasa tipo años 70 o túnicas. Los cropped, con flecos o bajo desigual son perfectos para asomar bajo un maxivestido pero también para añadir personalidad a uno corto básico.

Vestido y vaqueros Zara

Propuesta de Zara, con vaqueros acampanados 

Solución 3. CON VESTIDOS ABIERTOS

Aberturas que llegan hasta la cadera o transparencias que no dejan nada a la imaginación. ¿Por qué los llaman vestidos cuando quieren decir 'desnudos'? ¿Se han propuesto en Zara que nos paseemos por la calle, no sólo en pijama, sino también en ropa interior? La respuesta a la incógnita que plantean algunas prendas que ya llevan unas cuantas temporadas colgando de las perchas de tus tiendas favoritas es la ecuación escandinava. Ésta se resuelve añadiendo capas, no sólo encima, sino también debajo de vestidos abiertos o totalmente transparentes, como ya nos enseño Emily Ratajkowski hace algunas semanas. Conocida como ‘layering’, la tendencia a la superposición alcanzará su máximo exponente en septiembre gracias a la combinación más simple y a la vez más ‘cool’ del otoño: vestido + vaqueros.

Zara vaqueros vestido transparente

Vestido con transparencias y vaqueros, estilismo de Zara

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: