Diccionario 'fashion': El corsé

Durante las primeras proyecciones del I Ciclo de Cine y Moda de ¡HOLA! Fashion hemos podido ver espectaculares versiones de esta pieza de lencería.

por holafashion.es /

El I Ciclo de Cine y Moda tiene como temática general para esta edición la indumentaria del siglo XIX, una forma de entender la moda femenina muy distinta a la de nuestros días, con prendas que han caído en desuso -al menos en el día a día- como el miriñaque, el polisón, el abanico, el dolman o el corsé.

Hoy os contamos algunas curiosidades sobre una de ellas; el corsé, una pieza de lencería que ha evolucionado desde las corazas de hierro del siglo XVI hasta convertirse en sofisticadas prendas de exterior de seda, metal o pedrería.

La palabra corsé proviene del francés, corset, diminutivo de corps (cuerpo) y, según la RAE, se trata de “una prenda interior armada con ballenas usada por las mujeres para ceñirse el cuerpo desde debajo del pecho hasta las caderas”.

Una prenda con historia

A partir del siglo XVI, los tratados de belleza describían a una mujer hermosa y a un varón viril. El uso de prendas interiores como el corsé se extendió para conseguir rectitud y resaltar el pecho; también las prendas moldeadoras eran clave para la aristocracia, que se servía de ellas para diferenciarse de las 'redondeces' del pueblo llano.

Su evolución

Cuando se llevaba con crinolina o cancán (falda o armazón almidonado con aros para dar volumen a la falda que alcanzó su máxima expresión hacia el 1860), su patrón se recortaba por encima de las caderas.

corsé de la colección del Museo del Traje

Con la llegada del polisón (1870), armazón que sólo ahueca la parte posterior de la falda, el corsé se prolonga por debajo de las caderas para alargar el talle femenino.

diccionario de moda, un corsé de 1900 perteneciente a la colección del Museo del Traje

El corsé sigue alargándose y adquiere más protagonismo a medida que la silueta se centra en destacar la parte superior del traje, al tiempo que el polisón y la crinolina desaparecen, manteniéndose únicamente el cojinete para dar volumen posterior a la falda.

holacineymoda, diccionario de moda, un corsé de 1900-1925 perteneciente a la colección del Museo del Traje

Prenda clave en la moda del siglo XIX

Una de las mejores formas de ver un corsé del siglo XIX es acercarse por la exposición temporal Jaulas Doradas del Museo del Traje que, precisamente, se convierte en guía temática de las películas que componen este I ciclo de cine y moda.

Tal y como cuentan los expertos del Museo, el corsé es una prenda interior femenina rígida, cuya función es constreñir la silueta, concretamente el tórax, para reducir el talle. La estructura endurecida se conseguá con el uso de varillas metálicas o de barba de ballena.

Sobre la pasarela

El corsé es una prenda que ha fascinado, y fascina, a muchos diseñadores de moda, habiendo siendo objeto central en desfiles de Gucci, Dolce & Gabbana, el rompedor Thierry Mugler o el clásico Yves Saint-Laurent, quien los presentó en forma de grandes láminas doradas sobre el torso femenino.

Jean Paul Gaultier y Dita Von Teese

Dita Von Teese y Jean Paul Gaultier

Jean Paul Gaultier ha sido uno de los grandes defensores del corsé exterior, elevando a la categoría de prenda icónica el modelo de cinta rosa que creó para la gira mundial Blonde Ambition de Madonna en 1990. El modisto francés también también ha confeccionado corsés para Heather Renée Sweet, más conocida como Dita Von Teese, quien incluso le ha acompañado en alguno de sus desfiles.

Los corsés de Maya Hansen

Corsés de Maya Hansen

En el panorama español, la diseñadora Maya Hansen ha convertido el corsé en una de sus señas de identidad, dando un giro a esta clásica prenda y presentando versiones mucho más actuales con materiales y patrones que siempre van un paso más allá. Metálicos, integrados en vestidos de inspiración motera... Cada temporada, una interpretación más sorprendente. Entre sus seguidoras más fieles, Pilar Rubio y Edurne, que suelen acudir a sus presentación durante la Semana de la moda de Madrid.

¿Más que moda?

Los corsés se ajustaban tanto que, en ocasiones, podían llegar a provocar desmayos. Un hecho que no pasa desapercibido tampoco en la actualidad y que le han llevado a acumular muchos detractores que hablan de los prejuicios de su uso continuado. Sin embargo, también hay quienes defienden su eficacia para, por ejemplo, recuperar la figura tras un embarazo o, simplemente como prenda de entrenamiento (waist trainer) para conseguir una cintura de avispa.

Sobre la 'red carpet'

Muchos diseños de alfombra roja se sirven del corsé para dar forma a los cuerpos y las estrellas lucen esbeltas y favorecidas con esta prenda 'ingeniería textil con siglos de historia. Este es el caso de la actriz Blake Lively durante la presentación de The Age of Adaline con un modelo rojo de Monique L'huillier

Holacineymoda Blake Lively Corsé rojo

Blake Lively, de Monique L'Huillier

También los diseñadores de novia lo utilizan para conseguir un escote de inspiración lencera. Bajo estas líneas, un modelo con falda de tul por los tobillos que recuerda a los vestidos de las bailarinas de ballet.

Corsés para novias

Propuesta nupcial de Rosa Clará

¿Qué te parece esta prenda? ¿Crees que su uso debería limitarse a la ropa interior? ¿Conocías su evolución desde el siglo XIX? Déjanos un comentario.

Últimas Noticias
Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen:



Para Comentar Registrese