Hay una cosa que Kim Kardashian no podrá tener nunca y tiene que ver con tu infancia

La empresaria desvela cómo tuvo que consolarla su marido al ver que le sería imposible hacer con...

por holafashion.es /

Tras años siguiéndole la pista gracias a su reality show y los diferentes negocios que ha emprendido recientemente, muchas personas pensarán que Kim Kardashian puede tener todo lo que se proponga; una afirmación casi cierta, de no ser por un pequeño detalle relacionado con tu infancia. Y es que, aunque pueda permitirse regalarle un bolso Louis Vuitton a todas sus sobrinas, comprarse un apartamento en el edificio Faena House, diseñado por Norman Foster o convertirse durante unas horas en un ángel de Victoria's Secret; hay una cosa que la empresaria nunca tendrá: una Barbie inspirada en ella. Un noticia que no tendría mayor importancia para el resto de los mortales, pero que en el caso de la socialité supuso un duro golpe. Tanto que el propio Kanye West tuvo que intervenir para consolarla. ¿Adivinas cómo lo logró?

Kim Kardashian

Se ha convertido en uno de los mayores reclamos de Mattel para vender muñecas: lanzar nuevos modelos de Barbie, inspirados en celebrities. ¿Entre las últimas y más mediáticas? Gigi Hadid y Frida Kahlo; juguetes que han convertido a estas mujeres en iconos de las nuevas generaciones. Quizá por eso y por la ternura que despiertan, Kim Kardashian acaba de revelar que hace unos años estuvo en conversaciones con la firma de juguetes para sacar al mercado su propia Barbie Kardashian. Aunque en un primer momento todo iba por buen camino, finalmente el proyecto tuvo que cancelarse; una noticia que entristeció mucho a la socialité, hasta el punto que su marido se vio obligado a intervenir. ¿Su idea? Llamar a la empresa, hacerse con el prototipo del juguete y regalárselo a su mujer. 

Kim Kardashian

Una tierna historia que Kim ha revelado esta semana al ver que un fan tuiteaba una foto suya en la que aparecía en 2011, en un evento de Victoria's Secret, con un vestido negro; el mismo diseño que iba a servir de inspiración para vestir a su muñeca. "¡Tengo la mejor historia sobre este estilismo! Tenía un trato con Barbie. La muñeca iba a usar este look exacto. Luego, el trato se canceló y la Kim K Barbie ya no se produciría. Kanye sabía lo triste que estaba. Llamó a Mattel e hizo que todos mis sueños se hicieran realidad al tener mi prototipo hecho solo para mí", explica la propia empresaria. Un triste episodio que sin embargo tuvo final feliz gracias al músico.

Últimas Noticias

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: