Por qué las chicas productivas sí consiguen sus propósitos de Año Nuevo

Si quieres alcanzar tus metas, aplica los trucos que ellas utilizan en su día a día

por Regina Navarro /

Hay quien ve en el inicio de un nuevo año la posibilidad de estrenar una vida nueva o, al menos, mejorada. Pero esos buenos propósitos se convierten en listas infinitas que casi nunca se cumplen. Según un estudio publicado por Statistic Brain Research Institute, solo un 8% de quienes se ponen metas a comienzo del mes de enero son capaces de cumplirlas y la mayoría, un 77%, renuncia después de la primera semana. ¿Los motivos? En muchas ocasiones se trata de objetivos poco realistas, no son específicos o hay demasiados y, por si fuera poco, no recuerdas el motivo por el que decidiste apuntarlos. Conseguir formar parte de ese reducido porcentaje de personas que sí logran alcanzar sus metas no es tan complicado, basta con aplicar muchos de los trucos que siguen quienes son más productivos en su día a día.

productividad

1. Dale un valor a cada propósito

La revista TIME publicaba un informe en el que aseguraba que hacer más ejercicio, aprender algo nuevo y seguir una alimentación más saludable, eran los propósitos que se elegían con más recurrencia a comienzos de año. La clave para alcanzarlos, además de constancia, es encontrar el verdadero valor personal que ese objetivo tiene para nosotros. En un estudio llevado a cabo por un grupo de científicos de la Universidad de Maryland, aseguran que tener un motivo real es una forma de que el cerebro acepte esa nueva actividad como algo beneficioso y las posibilidades de fallar se reduzcan. Por eso, lo de tener claras las metas y sus motivantes, se repite desde hace tiempo como uno de los mantras de las personas más exitosas. La segunda clave radicaría en la planificación.

2. Planifica tu tiempo

Optimizar el tiempo es uno de los valores fundamentales de las personas más productivas. Consultar Apps que te permitan organizar tu día a día o planificar el día anterior todo lo que harás al día siguiente -o dedicar el domingo a repasar los planes de la semana-, es una buena forma de dedicar el tiempo necesario a cada tarea. Así, encontrar el momento para hacer deporte, resulta más sencillo. Seguro que recuerdas que, en los últimos meses, muchas personas de éxito han asegurado que levantarse antes del amanecer les ayuda a empezar el día con energía, sobre todo si lo comienzan con una dosis de ejercicio.

productividad

También que desde el punto de vista metabólico, hacer deporte a primera hora de la mañana te ayudará a relajar tu apetito, te volverá más constante, te ayudará a quemar grasa, a liberar estrés y, por supuesto, a tener más energía; cinco motivos más que suficientes para que muchas modelos entrenen antes de las 10. Además, según un reciente estudio realizado por científicos canadienses y publicado en la revista Neuropsychologia, una dosis de ejercicio diaria puede ayudar a mejorar tu rendimiento cerebral.

Si se trata de aprender algo nuevo, por ejemplo, un idioma, además de dedicarle tiempo los días a la semana que estimes -es mejor empezar con uno o dos e ir ampliando cuando ya estés acostumbrada-, puedes utilizar música para interiorizarlo mejor. Un estudio, publicado por el Journal of the Royal Society of Medicine, asegura que escuchar música de Mozart puede hacer no solo que te concentres más, sino también que aumentes tu inteligencia y tu rendimiento en general. Eso sí, no todo vale. Lo mejor es que pruebes con música instrumental, barroca o electrónica. La ciencia las cataloga como las más efectivas.

productividad

3. Crea un plan de acción

La tercera clave para cumplir propósitos -ya sean los de Año Nuevo o esos que nos ayudan a mejorar y optimizar la organización del día- pasa por establecer un sistema que respalde cómo lograr nuestros objetivos. Es decir, la meta nos dice lo que queremos conseguir; el valor, los motivos que nos llevan a ello; el plan de acción, cómo alcanzarla. Cuando se trata de seguir una alimentación más saludable puede bastar, de entrada, con proponernos incorporar en nuestra dieta más piezas de fruta a unas horas concretas. Conforme cumplamos el objetivo, podemos extender ese propósito a cenas más ligeras, desayunos más abundantes o comidas más equilibradas. La alimentación intuitiva puede ayudarnos a alcanzar antes este reto. "Los seres humanos están hechos para saber cómo comer intuitivamente y lo hemos estado haciendo desde el principio de los tiempos", explica Karen Koenig, psicoterapeuta y autora del libro The rules of normal eating. Así, basta con alimentarse prestando atención a las necesidades del cuerpo, haciéndolo de manera consciente y sin culpa. Porque, aunque seguir una dieta sana sea nuestra meta, un capricho de vez en cuando siempre es necesario.

Últimas Noticias

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: