Haces más caso a tu 'smartphone' que a tu pareja, lo asegura la ciencia

Según un estudio consultas la pantalla de tu teléfono móvil cada 12 minutos, algo que está afectando a tu vida aunque no te des cuenta

por Regina Navarro /

Para algunas chicas una barra de labios es ese básico que nunca falta en su bolso; para otras se trata de agua termal con la que rociarse la piel y sobrellevar mejor la ola de calor; pero en lo que todas coinciden es que no salen de casa sin su smartphone. El teléfono inteligente se ha convertido en una extensión de nuestro cuerpo y no es extraño, con ellos mandamos emails, hablamos con nuestros amigos, estamos al día de las últimas tendencias y no nos perdemos ni una foto de nuestras influencers y celebrities favoritas. Pasamos más tiempo del que deberíamos conectadas a ellos -aunque sabemos que para ser más felices lo ideal sería utilizarlos solo una hora al día- y, según un reciente estudio publicado por Ofcom, una agencia británica reguladora de telecomunicaciones, miramos su pantalla cada 12 minutos aproximadamente. Salvo cuando dormimos, claro.

smartphone

Según datos del informe anual Mobile Economy de la GSMA, la asociación que organiza el Mobile World Congress que se celebra cada año en Barcelona, a finales de 2017 en España había más teléfonos móviles que personas. Esto revela que, en los últimos años, los usuarios que tienen más de un dispositivo se han multiplicado algo que, sin darnos cuenta, afecta a nuestro día a día y empeora, en cierto modo, nuestra vida. Piénsalo, seguro que cuando te vas de vacaciones no desconectas tanto como antes y no eres capaz de ir a la playa a bañarte y tomar el sol sin esa extensión de tu mano. Quieres inmortalizar todos los momentos, compartirlos con tus seguidores y no perderte nada de lo que sucede en el mundo. Algo que, según algunos expertos, ha dado lugar a que cada vez más personas tengan una dependencia real a ellos.

Tal vez por eso primero Apple y ahora Instagram y Facebook han decidido incluir en sus dispositivos una herramienta que permite saber cuántas horas pasas consultándolos. E incluso, el gigante tecnológico ha prometido implementar un sistema para que puedas bloquear, por uso excesivo, algunas de las aplicaciones que tienes instaladas. Una especie de cura détox promovida desde el propio smartphone. La psicóloga Suzana E. Flores, autora del libro Enganchados a Facebook: Como Facebook afecta a nuestras emociones, relaciones y vidas, explicaba a la edición estadounidense de Business Insider que "deberíamos seguir disfrutando de nuestras relaciones digitales, pero como algo secundario comparado con nuestra vida offline. Como con cualquier otra cosa, una cosa buena en exceso puede llegar a no ser tan buena". O si no, presta atención a los siguientes signos de alarma.

smartphone

Discutes más con tu pareja. Si tienes pareja y esta es vuestra principal vía para comunicaros, habrás descubierto que, desde que WhatsApp es vuestro intermediario las peleas han aumentado. No es culpa de la app, sino de la interpretación que se le puede dar a un texto escrito, muy diferente al cara a cara. Los expertos en relaciones duraderas y felices aseguran que, por esta vía, cuanto menos mejor.

Te pueden aparecer manchas en la piel. Seguro que aplicas todas las mañanas protector solar para proteger tu piel de los rayos del sol pero, por la noche, cuando te desmaquillas, prefieres hidratar y tratar tu rostro. Sin embargo, según un estudio elaborado por la Universidad de Nuevo México la luz que emiten estos dispositivos puede hacer que tengas más manchas, ya que su luz penetra la piel más profundamente que los rayos UV del sol y puede acelerar su proceso de envejecimiento.

 

Una publicación compartida de KENDIUS (@kendius) el

Duermes peor. La luz que emiten estos dispositivos es otra de las posibles consecuencias -además de la ola de calor- que hacen que conciliar el sueño te resulte más difícil. Según explican los expertos su brillo intenso engaña al cerebro, haciéndole creer que aún es temprano para conciliar el sueño. Por eso recomiendan que, al menos una hora antes de acostarte, dejes de utilizarlos y los sustituyas, por ejemplo, por un buen libro.

Tienes miedo a perderte algo. Un mal que es ya tan extendido que los expertos le han dado el sobrenombre de Fear Of Missing Out (FOMO). A través de tu smartphone te sientes conectado con el mundo exterior, ya sea gracias a las redes sociales o a los buscadores. Si te falta ese "conocimiento" puedes sentirte excluido, algo que, en muchas ocasiones te lleva a comparar tu vida con una imagen de la realidad distorsionada que, a la larga, afecta como poco a tu felicidad.

Últimas Noticias

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: