La foto de Kylie Jenner con la que revela cómo era su cuerpo a las tres semanas de dar a luz

La menor del clan Kardashian se sincera con los cambios que ha sufrido su cuerpo tras el embarazo

por holafashion.es /

El primer posado de todas las integrantes de clan Kardashian para Calvin Klein Underwear -la línea de ropa interior de la firma americana- fue un éxito. Inundó las redes sociales de imágenes de las cinco posando en ropa interior y desató los rumores sobre el posible (y cierto) embarazo de Kylie Jenner. La menor de la familia aparecía tapada en más de una instantánea y, en otras, su abdomen aparecía estratégicamente disimulado. Pero, sobre todo, consiguió tantos comentarios positivos que la firma no ha dudado en repetir modelos y fotógrafo, Willy Vanderperre. La nueva campaña se realizó apenas tres semanas después de que Kylie diera a luz a la pequeña Stormi, un dato que la empresaria ha compartido en su cuenta de Instagram junto a una de las fotografías de la sesión que revela cómo era su cuerpo en ese momento.

Kylie Jenner

Como se puede apreciar en las fotografías, y como ya le sucedió a Chiara Ferragni después de haber tenido a Leo, es sorprendente la pronta recuperación de su figura. Tal y como pudimos ver en sus stories, la influencer italiana empezó con sesiones de pilates que, después, combinó con otros ejercicios para recuperar el cuerpo que tenía antes de quedarse embarazada. Khloé Kardashian, que también tuvo a su hija hace poco, reconoció que apenas un mes después de haber dado a luz comenzó a practicar deporte. Tal vez por eso se especuló mucho sobre el tipo de entrenamiento que estaba siguiendo Kylie para presumir de silueta tan rápidamente. Sin embargo, tal y como recogen varios medios estadounidenses, la celebrity aseguraba el pasado mes de mayo que no había comenzado ninguna rutina, apenas tenía tiempo, y que su pronta recuperación podía deberse a una cuestión de genética.

Sin embargo, hace solo unas semanas, Kylie se sinceraba en un vídeo de YouTube en el que los usuarios le enviaban preguntas a ella y a su mejor amiga Jordyn Woods. En él confesaba que, pese a presumir de su característica cintura y haber recuperado su peso previo más rápido de lo esperado, su cuerpo había sufrido algún que otro cambio propio del embarazo. Cambios que, explicaba, han supuesto para ella un desafío "físico, mental y emocional" y le han hecho replantearse su estilo y su forma de vestir porque, a pesar de lo que pueda parecer, "ninguna ropa de mi armario me queda bien". Aun así, Kylie asegura que el embarazo de su hija es la experiencia más bonita que ha tenido y que, sin ninguna duda, volvería a pasar por ella.

Últimas Noticias

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: