'No fue una buena idea': Sophie Turner se arrepiente de su polémico tatuaje

La actriz explica el motivo por el que aquella decisión no resultó ser tan acertada como ella pensaba

por holafashion.es /

Ser uno de los personajes principales de Juego de Tronos ha hecho que Sophie Turner se convierta en el centro de todas las miradas. Sobre todo estas últimas semanas. Si hace unos días, los fans de la serie no dudaron en criticar el estilismo que la actriz eligió para acudir a la boda de sus compañeros de rodaje Rose Leslie y Kit Harington, no menos comentado fue el tatuaje que se hizo en el brazo a principios de junio y que muchos interpretaron como un spoiler de la octava temporada; un revuelo en redes del que 'Sansa Stark' ha querido hablar durante una entrevista.

Sophie Turner

Con motivo del final de Juego de Tronos, Sophie Turner decidió a principios de junio recurrir a Lauren Winzer, tatuadora del Hunter & Fox Tattoo de Sídney, para inmortalizar en su brazo derecho una cabeza de lobo, emblema de la casa Stark, junto a la frase: "La manada sobrevive". Tras terminar el tatuaje, la actriz quiso compartirlo con sus seguidores. Sin embargo, tras ver la imagen, muchos fueron los que se enfadaron al pensar que se trataba de un spoiler, dando pie a nuevas y variadas hipótesis sobre la octava temporada y el final de la serie. Pese a que la intérprete salió enseguida desmintiendo cualquier tipo de teoría, de nada sirvió.

Por eso, semanas después de aquello, Sophie Turner vuelve a hablar del 'incidente' durante una entrevista concedida a Digital Spy, donde reconoce por primera vez que su tatuaje no fue una idea acertada. “Sí, seguramente ese tatuaje no fue una buena idea. Todo el mundo pensaba que había revelado el final, cuando para nada era el caso. Era solo una cita de una temporada pasada. Francamente, era una tontería: no me voy a hacer un tatuaje que revele el final de la serie antes de que se emita", comenta la actriz.

“Recuerdo hace unos años, me teñí el pelo de rubio por otro papel que estaba rodando. Y todo el mundo pensaba entonces que iba a convertirme en una Targaryen en la serie. Los fans utilizan la más mínima cosa para crear teorías. Pero al mismo tiempo es excitante, mantiene la intriga y hace reflexionar a la gente", añade la intérprete. “Juego de Tronos es una historia de teorías por lo que, cuanto más subamos el nivel de las especulaciones, mejor. La historia se convierte en aún más imprevisible”. Habrá que esperar al año que viene -fecha en la que los responsables de HBO piensan emitir el final de la serie- para saber si finalmente el tatuaje fue o no un spoiler involuntario. 

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: