Y la dieta más buscada en 2019 ha sido...

Las 'celebrities' le dieron la fama e internet la confirma como la más popular del año, ¿imaginas cuál es?

por Amaia León /

A medida que se acerca el 31 de diciembre, resulta casi inevitable hacer balance de los doce meses anteriores. Qué hemos hecho, qué hemos dejado de hacer... o a qué hemos dedicado la mayoría de nuestros últimos 365 son preguntas que cruzan la mente a poco tiempo de despedir el año. Pues lo mismo le sucede a uno de los gigantes de la red. Hace unos días, Google publicaba los informes de las búsquedas más repetidas por los usuarios en 2019, y si Rosalía, Avicii o Meghan Markle han sido algunos de los personajes más tecleados por los españoles, y Juego de Tronos se ha confirmado, de nuevo, como la serie preferida a nivel mundial, en lo referente a tendencias de alimentación, también hay una dieta ganadora. Muchas celebrities, de Elsa Pataky a Gisele Bündchen o Scarlett Johansson, le han dado fama, y distintos estudios la han avalado. Y si tú no la has probado, sin duda has leído sobre ella. ¿Imaginas de qué dieta hablamos?

jessleebuchanan

En un momento en el que contar calorías está desfasado y las dietas flexibles son las preferidas incluso por los nutricionistas, que una forma de alimentación sea sana y equilibrada es casi tan importante como que pueda seguirse fácilmente. Y entre todas, hay un método que se ha erigido como el favorito en todo el mundo, al menos si nos remitimos a los datos online. Limitar las comidas diarias a un horario determinado, un hábito conocido como ayuno intermitente o intermittent fasting, ha sido la dieta más buscada en Google en 2019. Aunque la versión más popular es agrupar desayuno, comida y cena en 12 horas al día y ayunar otras 12, los periodos pueden adaptarse al ciclo circadiano y a las rutinas de cada persona. Además, en teoría, no es necesario restringir el aporte calórico para perder peso, depurar el organismo y sentir más energía, algunos de los principales beneficios que defienden quienes abogan por ella.

yogur con fresas

A lo largo de los últimos meses se han publicado distintos estudios que apoyan y explican dichas conclusiones. Por ejemplo, en verano, la revista científica Obesity se hacía eco de una investigación dirigida por el doctor Courtney M. Peterson según la cual el ayuno intermitente adelgaza, quema grasa y reduce los niveles de la hormona ghrelina, relacionada con el apetito. Sin embargo, los participantes en este ensayo seguían el intermittent fasting 18:6, uno de los más restrictivos que consiste en ayunar 18 horas entre la cena y el desayuno del día siguiente; un método que no todos podríamos mantener según nuestro estilo de vida. Sus conclusiones, por lo tanto, son una deducción muy limitada que no podría aplicarse a quienes siguen el horario 12:12. 

Y es que, como alertan muchos nutricionistas, el ayuno intermitente no es aconsejable en cualquier caso: "Mientras ciertos artículos defienden que practicar esta técnica favorece la pérdida de peso, disminuye el riesgo cardiovascular y mantiene la masa muscular, otros defienden que practicándolo se perdería masa muscular lo que dificultaría la pérdida de peso", nos contaba Luis Hidalgo, presidente del Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Murcia, mientras su colega Marta Villarino, doctora en Nutrición y miembro del Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de Madrid, apuntaba que "los diabéticos o las personas con patologías graves no deberían ayunar ya que entraña un riesgo mayor para su salud".

Últimas Noticias
Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: