¿Y si saltarte la dieta (a veces) es justo lo que necesitas para perder peso?

Un estudio ha demostrado que comer de forma restrictiva durante mucho tiempo no es tan efectivo como parece

por Mariana Chacón /

Hoy en día pasar hambre no está de moda, ahora la tendencia más popular defiende escuchar a tu propio cuerpo y darle lo que necesita. Para ayudarte a conseguirlo, los científicos de la Universidad de Harvard investigan para crear el plato con el porcentaje perfecto de cada nutriente, los expertos señalan cuáles son las dietas más saludables e incluso se ha demostrado que tener pareja podría ayudarte a estar en forma. Recientemente ha surgido nueva información al respecto pues se ha llevado a cabo un estudio con una conclusión sorprendente: comer de forma restrictiva siempre no sería la mejor solución para adelgazar. Así es como especialistas de la Universidad de Tasmania han descubierto el método ideal con el que alcanzar tu peso ideal.

dieta-on-off

Los expertos de este estudio publicado por el International Journal of Obesity dividieron a un grupo de voluntarios en dos grupos. Durante 16 semanas, el primero mantuvo una dieta restrictiva pensada para perder peso en la que reducían un tercio el número de calorías ingeridas con respecto a su alimentación habitual. El segundo siguió este mismo proceso pero se tomaban dos semanas de descanso por cada dos de dieta, por lo que el proceso les llevó 30 semanas para estar un total de 16 recortando las calorías como sus compañeros del otro equipo.

Cuando los investigadores recibieron los resultados del experimento descubrieron que los participantes del segundo grupo habían perdido más peso que los del primero. Y no solo adelgazaron de forma más eficiente aunque se tomaran un descanso cada medio mes, sino que tuvieron menos efecto rebote una vez el estudio hubo finalizado. En total, los voluntarios de la dieta intermitente perdieron 8 kilos más que los que la seguían de una forma continuada.

estudio-dieta

La Profesora Nuala Byrne, directora del estudio, explica la razón de estos resultados: “Cuando reducimos la cantidad de energía (kcal que aporta la comida) ingerida durante la dieta, el metabolismo se ralentiza más de lo que pensábamos. Este fenómeno se llama termogénesis adaptativa y provoca que cada vez sea más difícil perder peso”. En efecto, un mecanismo de defensa que hace millones de años ayudó a la raza humana a sobrevivir cuando no había suficiente comida disponible podría ser el motivo por el que tu régimen no tiene tanto efecto como esperabas.

Últimas Noticias

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: