Dieta o ejercicio, ¿qué es más importante para tener un vientre plano y definido?

Si haces abdominales a diario pero no ves los efectos, quizá estés cometiendo estos errores

por Amaia León /

Es, posiblemente, la única zona del cuerpo que preocupa por igual a mujeres y hombres. Tener un abdomen plano y definido es una meta compartida, pero también una de las más complicadas, ya que intervienen muchos factores diferentes y difíciles de controlar, como la genética, las hormonas o incluso el estrés. Sin embargo, hay dos elementos fundamentales que sí puedes modificar para así acercarte al vientre que deseas. Nos referimos al ejercicio y la dietapilares clave en cualquier plan de puesta en forma, pero todavía más si el objetivo es un abdomen liso. Pero, ¿son igualmente importantes? ¿Qué deberíamos priorizar y cómo deberían ser cada uno de ellos? Consultamos a varios expertos estas y otras dudas para que luzcas bikini y crop top de la mejor forma posible.

amuse-society

Dieta o ejercicio, ¿qué influye más?

Sucede a menudo: haces abdominales casi a diario y, sin embargo, tu abdomen sigue sin mostrar ningún gran cambio. ¿Estás cuidando tu alimentación? Y es que, tal y como nos explica David Blázquez, manager del gimnasio Metropolitan Galileo, para tener un abdomen plano y marcado, el porcentaje de grasa corporal debe estar en el baremo considerado como saludable. Es decir, entre el 21% y el 33% del peso para las mujeres, aunque, por supuesto, dependerá de cada persona. "En primera instancia hemos de reducir el contenido graso, por lo que deberíamos hacer algún tipo de dieta que ayude a reducir. En segunda instancia, el trabajo específico abdominal es muy importante", explica Blázquez.

La dietista Irene Santacruz, de los Laboratorios Synlab, añade que "la inflamación y la distensión que se produce incluso en personas muy delgadas también debe tenerse en cuenta". Se refiere al detestable vientre hinchado que a menudo se debe a digestiones pesadas o alimentos concretos. Eso sí, de nuevo afirma que el deporte es importante porque "si tenemos una musculatura abdominal más fuerte, esta distensión será menor".

blacklimba-vientre-plano

La dieta del abdomen bonito

En general, la alimentación para tener un vientre plano sigue las mismas reglas que cualquier dieta saludable y equilibrada: debe ser rica en cereales integrales, fruta y verduras, y baja en azúcares refinados y grasas trans; tiene que incluir macronutrientes de todos los grupos, también grasas saludables; debe reducir el alcohol y los alimentos procesados todo lo que se pueda... Pero también existen algunos puntos en los que puedes poner más énfasis, según explican la dietista Irene Santacruz y la farmacéutica genetista Laura Martínez Menárguez, experta en Nutrición del Clínica ITYOS.

Incrementa la avena y los frutos secos naturales (no tostados) porque aportan fibra y proteínas. También las verduras y hortalizas de color verde que sean drenantes y antiinflamatorias (como el pepino, el apio, los espárragos o las espinacas) y las frutas ricas en prebióticos (por ejemplo, el plátano verde no maduro), en enzimas digestivas (como la piña y la papaya) o en polifenoles antiinflamatorios (por ejemplo, los frutos rojos). El chocolate negro (con moderación) y los lácteos fermentados desnatados (siempre que no se tenga intolerancia) también ayudan.

flowersinthesalad-yogur-fruta

Ten cuidado con las legumbres y las coles: "Son muy buenas para la salud y para las bacterias intestinales, pero pueden ser flatulentas, sobre todo si la dieta es escasa en fibra y se comen en grandes cantidades. Normalmente el cuerpo se habitúa, por lo que conviene ir inutroduciéndolas en tus platos poco a poco, en raciones muy pequeñas e ir viendo la tolerancia. Y, preferiblemente, evitarlas a la noche", explica la dietista. El exceso de proteínas animales y de sal puede igualmente provocar inflamación y distensión.

✗ Evita las formas de cocinado muy ricas en grasa, fritos, freidoras, rebozados, empanados, salsas con mucha grasa y sal. En definitiva, aquellas técnicas menos sanas.

Come despacio, sentada y masticando bien; o, lo que es lo mismo, prueba el mindful eating. Acompaña las comidas con agua, y no con bebidas gaseosas o azucaradas. Y no solo porque puedan hincharte. "Está demostrado científicamente que tomar bebidas con azúcar aumentan la acumulación de grasa abdominal en un 27%", explica Laura Martínez. ¿Y si no tienen azúcar? "También afectan a la acumulación de grasa abdominal debido a los edulcorantes como el maniota o el sorbitol que influyen en la flora intestinal".

Últimas Noticias

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: