Pasar de castaña a rubia es más fácil gracias a la nueva coloración melocotón

La tendencia 'peach blonde' es ideal si eres castaña pero quieres probar lo que se siente siendo rubia

por holafashion.es /

Las temperaturas han subido, el verano se acerca, y puede que ya comiences a notar algunos de los efectos colaterales de esta estación, como un ligero bronceado o que el pelo se te ha aclarado un poco al pasar más tiempo bajo el sol. Pero si quieres acelerar un poco tu transformación a rubia, la coloración del momento lo hace con un matiz coral bautizado como Peach Blonde (rubio melocotón). La calidez de este nuevo tono sigue con la moda de los matices rojizos que comenzó con el Flannel a principios de año, siguió con el castaño cobrizo que más favorece a las chicas de ojos verdes, y ahora llega en forma de un rubio muy especial que ya ha probado la modelo Rosie Huntington-Whiteley.

peach-hair

Además de ser el color de moda para apuntarse al rubio este verano, el peach blonde también es un tono que, según los peluqueros, favorece mucho a aquellas con la piel olivácea o con matices dorados en el iris de los ojos. Sin embargo, apuntan que cualquiera puede llevarlo, también si tienes la piel muy clara: tan solo se tendrían que enmarcar bien los rasgos con un color más oscuro que cree contraste justo en los mechones que rodean el rostro. Eso sí, a las únicas a las que no se lo recomendarían son aquellas con un cutis que con subtonos muy rosados, porque los acentuaría.

peach-hair-color

En cuanto al equilibrio entre el rubio, el rosa y el coral que dan forma a esta coloración, el profesional del salón al que acudas debe estudiar los tonos de tu piel para personalizar la coloración y encontrar el equilibrio más adecuado para ti. La técnica con la que se consigue el peach blonde es el famoso balayage, que consigue un resultado a medida. El método de aplicación a mano alzada permite una precisión total durante el trabajo de color: “Gracias a la precisión de la técnica, se puede trabajar el cabello desde la raíz –cosa que no sucede con las mechas clásicas con papel de plata-, y al difuminar la raíz y no dejarla marcada, se puede aumentar mucho el tiempo de retoque. Lo mínimo son dos meses pero hay quien se lo realiza solo dos veces al año”, aclaran las coloristas expertas de Maison Eduardo Sánchez.

Últimas Noticias

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: