'Intermittent Fasting', la dieta de las modelos con la que adelgazar sin contar calorías

Gisele Bündchen, Elsa Pataky o Bridget Malcolm son algunas de las 'celebrities' que se mantienen en forma con la regla de las 12 horas

por Mariana Chacón /

Dos veces a la semana Gisele Bündchen espera hasta la hora del almuerzo para comer por primera vez, como confesó en su último libro Lessons: My Path To A Meaningful Life. Esto se llama intermittent fasting y es una dieta muy popular entre las celebrities de la que también nos hablaba Elsa Pataky. Aunque la traducción de este método de alimentación sea ayuno intermitente, la clave no consiste en no comer de forma literal, sino en espaciar el tiempo que pasa desde que cenas hasta que desayunas al día siguiente. Este paréntesis sin comida suele durar unas 12 horas y no restringe grupos de alimentos una vez termina ese lapsus, tan solo es recomendable llevar una alimentación saludable en la que estén presentes todos los grupos de nutrientes y evitar fritos, azúcares refinados o harinas blancas, es decir, los consejos que ya conoces de sobra. Esta es la dieta de moda en la que no es tan importante lo que comes, sino cuándo lo comes.

dietas-modelos

Una vez hayas cenado por la noche, has de esperar doce horas hasta desayunar al día siguiente. A ejemplos prácticos puedes tomar la última comida del día a las nueve de la noche y esperar a las nueve del día siguiente para comer de nuevo. La flexibilidad es una de las ventajas de esta dieta ya que se puedes cambiar los horarios si tienes una cena o una fiesta, o incluso seguir el método de Bündchen e integrar en tu vida el intermittent fasting tan solo un par de días a la semana.

"Mientras ciertos artículos defienden que practicar esta técnica favorece la pérdida de peso, disminuye el riesgo cardiovascular y mantiene la masa muscular, otros defienden que practicándolo se perdería masa muscular lo que dificultaría la pérdida de peso", nos contaba Luis Hidalgo, presidente del Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Murcia. Lo cierto es que en la Universidad de Alabama se llevó a cabo un estudio con un grupo de personas que sufría obesidad y, tras cinco semanas llevando a cabo esta dieta, se redujeron sus niveles de insulina en sangre y también la presión arterial elevada.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Bridget Malcolm (@bridgetmalcolm) el

Aunque se haya puesto de moda, el intermittent fasting es un método que ya recomiendan muchos nutricionistas desde hace tiempo con el conocido consejo de cenar pronto. La razón es que si realizas la última comida del día justo antes de dormir podrías tener insomnio. También interrumpes el trabajo del hígado que debe desintoxicarse durante la noche y si se encuentra haciendo la digestión no puede hacerlo. Y, por último, puede provocar que ganes peso debido a la poca actividad que se realiza por la noche ya que no te permitiría quemar las calorías extra. Lo importante de este ayuno intermitente es encontrar el horario adecuado para no salir nunca de tu casa sin haber desayunado y recordar que no hace falta hacerlo a diario, sino adaptarlo a tu estilo de vida. 

Últimas Noticias

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: