El fenómeno 'mom hair' o por qué las madres primerizas se cortan la melena

Según los expertos, no es casual que las mamás de Instagram coincidan en cambiar de look cuando tienen un bebé

por Mariana Chacón /

No entiende de fronteras, de color de pelo ni de profesión, la transición de melena XL a corte a la altura de los hombros es un fenómeno mundial tras dar a luz. Influencers como Caroline Receveur y modelos como Ana Moya o Ariadne Artiles, todas ellas anteriormente conocidas por sus largas cabelleras, han sucumbido al encanto del corte midi después de convertirse madres primerizas. Pero, ¿cuál es la razón por la que despiden de sus largos mechones en este momento vital en concreto? Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez, nos explica las claves que descifran el misterio, cómo conseguir que el corte resulte favorecedor en cualquier forma de cara y cuáles son cuidados específicos para mantener bonito el nuevo look.

caroline-recevoir-mom-hair

A la pregunta de si la decisión supone un acierto, el experto lo tiene claro: “Acierto en el sentido de que el cabello empieza a caerse mucho, es mucho más traumático ver caerse un cabello XL que uno corto. Se duerme peor, se pierde peso... Un cambio de look puede ayudar a sentirse mejor y verse más guapa”. En resumen, las razones estéticas combinadas con una mayor practicidad parecen ser los motivos que impulsan la evolución a un corte midi: es más fácil mantenerlo y la falta de tiempo reclama rutinas de belleza rápidas y efectivas.

ariadne-pelo-largo-corto

Al contrario de lo que pueda parecer, Eduardo Sánchez explica que el pelo a la altura de los hombros rejuvenece: “Es más dinámico un corte midi que el XL; es versátil, se pueden hacer muchas cosas como capas o un degradado frontal… es más divertido”. Eso sí, aunque se tarde menos tiempo y se utilice menos cantidad de producto, las medias melenas requieren los mismos cuidados hidratantes que las más largas, aunque está claro que la mayor rapidez a la hora de secarlas y peinarlas es una gran ventaja.

ana-moya-pelo

Sin embargo, la característica que consigue que tantas mamá se enamoren de este corte, sin importar procedencia ni estilo de vida, es que resulta universalmente favorecedor: “Siempre se puede adaptar al tipo de rostro. En los redondos no haremos una raya al medio, en su lugar, daremos movimiento lateral en lugar de optar por un flequillo. En un rostro demasiado alargado, no subiremos demasiado la longitud, sino que se mantendrá a la altura de la clavícula”. Es decir, en manos de un experto, una melena midi puede ayudar a equilibrar las facciones y se convierte en una opción accesible para todas.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: