La receta de las chicas con la piel bonita es también la más fácil

Así logran modelos como Kate Upton incluir de forma equilibrada todos los nutrientes en un solo plato

por Mariana Chacón /

Llevar un estilo de vida saludable es ya una tendencia asentada que lleva años desbancando a las tradicionales dietas restrictivas a golpe de entrenamientos, alimentos orgánicos y superfoods. Hoy en día, pasar hambre para alcanzar el peso ideal no solo se desaconseja, sino que es la última de las opciones y las recetas healthy que nutren el cuerpo desde dentro consiguen aumentar el rendimiento diario tanto físico como mental. Otra de las grandes ventajas de adoptar buenos hábitos es que estos se ven reflejados en la piel, que se mantiene luminosa y bonita durante más tiempo, razón por la que los antioxidantes, presentes en los alimentos de colores vivos como el tomate o los frutos rojos, están en boca de todos por su poder para combatir el envejecimiento prematuro. Y para que el cuerpo funcione correctamente, además de disfrutar de los beneficios estéticos de la alimentación, hay que ingerir todos los grupos de nutrientes en una proporción adecuada… aunque a veces resulta complicado dar con la receta 'mágica'.

Kate Upton

Para aportar al cuerpo estos nutrientes de forma saludable y equilibrada, modelos como Josephine Skriver o Kate Upton solucionan la ecuación con los rice bowls o poké bowls: cuencos en los que el arroz - las tops eligen la versión más saludable, el integral- sirve como base de una receta que se completa con pescado fresco, aguacate, algas, semillas y coloridos vegetales que lo convierten en uno de los platos más fotogénicos de Instagram. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) las calorías que debería consumir al día una mujer adulta varían por lo general entre 1.500 y 2.000, de las cuales más de la mitad deberían proceder de los hidratos de carbono. En los bowls de las modelos, más del 50% de esta fórmula culinaria está constituida por este nutriente.

En cuanto a las grasas, también estas son necesarias para el transporte de vitaminas y para formar el tejido celular. Se recomienda elegir las insaturadas, presentes en el pescado azul o el aceite de oliva, y deben componer el 25% del aporte de nutrientes diario. El salmón, el atún y el aguacate son ingredientes muy comunes dentro de los rice bowls, todos ricos en este tipo de grasas cargadas de omegas. Además, este trío también es rico en proteínas -de las que hay que consumir un 15% aproximadamente-, siendo el aguacate el que mayor cantidad de este nutriente posee entre todas las frutas.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Paula Ordovás (@mypeeptoes) el

 

Otro de los componentes que no debe faltar en una dieta saludable es la fibra. Su capacidad para equilibrar la flora intestinal y reforzar el sistema inmunológico la convierte en un aliado imprescindible para el organismo, además de relacionarse con la reducción de los niveles del colesterol conocido como malo. En este completo cuenco, está presente en el aguacate, el arroz integral, las semillas de sésamo y en las algas wakame.   

Por último y como en cualquier receta completa y equilibrada, no podían faltar los vegetales, que ocupan un lugar estrella en este plato y que puedes personalizar según tus gustos. Pepino, zanahoria, cebolla, apio, brócoli, rábano… todos ellos fuente de diferentes tipos de vitaminas y también de la famosa fibra, que además de cuidar de la flora también posee un gran poder saciante que completa los beneficios de la receta. Como último consejo, sustituir el arroz por la quinoa o la proteína animal por el tofu está totalmente permitido, la receta se amolda fácilmente a las costumbres de cada persona. 

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: