Descubrimos el corte para melenas largas que triunfa en Los Ángeles

Si tienes el cabello lacio y quieres un extra de volumen y movimiento, deberías probar esta tendencia que lo consigue sin sacrificar la largura

por Mariana Chacón /

Aunque la melena larga sea un clásico que siempre está de moda, la realidad es que también es uno de los cortes que más volumen restan al cabello. La razón es pura física: cuanta mayor es su longitud, más pesa el pelo y, por lo tanto, más se pega al cuero cabelludo en su caída. Por eso, todas aquellas que eligen este estilo tendrán por principio una melena con menos cuerpo que las que se atrevan por ejemplo con un bob, un hecho especialmente negativo cuando  las que además lo tienen de naturaleza fina notarán que la falta de movimiento se multiplica. Sin embargo, existe un corte que no compromete el largo pero que soluciona el problema con un acabado ultra favorecedor: se llaman capas frontales, no necesitan un mantenimiento constante y en Los Angeles todas las llevan ya.

capas-frontales-joan-smalls

Porque sí, las capas son la solución más obvia - y efectiva - para combatir la falta de volumen capilar, sin embargo, según se ejecute el corte puede resultar pasado de moda o arruinar la longitud que tanto esfuerzo cuesta alcanzar. Es por ello que las capas frontales suponen un arreglo a medida ya que tan solo se desfilan los mechones delanteros y permiten que el largo se conserve por completo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Taylor Hill (@taylor_hill) el

¿El resultado? Se evita que la melena caiga totalmente pegada al rostro y al tocar tan solo una pequeña parte de todo el cabello las visitas al salón de belleza se reducen considerablemente, eso sí, sin contar las de saneamiento de largos para deshacerse de las puntas abiertas. Además, tienen la capacidad de disimular una mandíbula demasiado marcada o, al contrario, afilar rasgos excesivamente ovalados que necesitan un poco más de fuerza, según se diseñe el corte.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Candice Swanepoel (@angelcandices) el

Y es que, aunque las capas frontales resulten universalmente favorecedoras si se tiene una melena XL y el pelo fino, la forma de la cara determinará a qué longitud conviene cortar los mechones: aquellas con una mandíbula cuadrada deben comenzar el desfilado por encima de la misma para no acentuar la anchura de la potente estructura ósea; por el contrario, las que posean un rostro ovalado o con forma de corazón será mejor que se decanten por capas que se concentren a la altura de la mandíbula para añadir carácter a los rasgos.

Últimas Noticias

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: