Dicen que es 'la parte más difícil de tonificar', pero sabemos cómo lograrlo

El entrenador de Blanca Suárez nos explica los ejercicios para moldear esa zona tan complicada

por Amaia León /

Ni abdominales, ni brazos, ni glúteos. La zona "más difícil de tonificar" del cuerpo femenino parecer ser la parte interna de los muslos. Lo dice un experto en cuerpos tonificados, el entrenador de modelos Stephen Pasterino. Romee Strijd, Nadine Leopold o Devon Windsor, todas maniquís de Victoria's Secret, siguen su famoso método de fitness P.volve. Su conclusión, tras entrenar a decenas de chicas, es que los músculos interiores de las piernas "están dormidos", con lo que son realmente complicados de fortalecer. Así lo afirma en una entrevista para el portal internacional Byrdie, donde también explica que levantar peso -por ejemplo, haciendo sentadillas con barras- no es suficiente para tener unos muslos delgados y fuertes, "aunque sintamos que la zona nos quema". Entonces, ¿qué debemos hacer? Consultamos a un experto patrio, Gregorio Torres, entrenador de Blanca Suárez en el madrileño estudio Heat Fitness, sobre cómo podemos lograr que la parte interna de nuestros muslos sean más esbeltas.

arnhem-cuerpo

Para tener unas piernas definidas, el primer paso es deshacernos de la grasa que a menudo se acumula en la zona interna. Torres nos avisa que, igual que sucede en el caso de un vientre plano, el entrenamiento no lo es todo: debemos seguir una dieta adecuada. "Si combinamos un entrenamiento enfocado a los glúteos y las piernas con una dieta equilibrada tendremos más opciones de mejorar esa zona tan crítica", explica el entrenador. Sobre el ejercicio más adecuado, Torres desmitifica que el running o el spinning sean las disciplinas idóneas para trabajar las piernas, a menos que las adaptemos a HIIT o intervalos de alta intensidad. "Compaginar HIIT con ejercicios de fuerza nos dará los mejores resultados", afirma. La explicación está en que estos dos tipos de entrenamiento, además de tonificar los músculos y consumir calorías durante la sesión, favorecen la quema de grasa en reposo.

El entrenamiento ideal para esa zona

Torres nos diseña un plan completo que combina, de lunes a sábado, las disciplinas indicadas. "Los músculos de las piernas podemos entrenarlos todos los días, pero con diferentes estímulos", explica. Aunque él aconseja hacer ejercicio 6 ó 7 días por semana, es consciente de que este compromiso no es la norma. "La realidad es que muy poca gente puede cumplir este programa todas la semanas, por lo que intentar entrenar 2 o 3 días alternos puede ser un buen objetivo".

hunkemoller

- Lunes, miércoles y viernes: entrenamiento de fuerza. Las sesiones incluirán ejercicios centrados en la zona del muslo, como sentadilla y peso muerto, colocando adecuadamente las rodillas y la cadera para trabajar los músculos internos. La sentadilla tipo sumo (con las piernas abiertas) y con pesa rusa es, para Torres, el ejercicio clave: "si se realiza correctamente, permite una posición más vertical de nuestra columna, consiguiendo una posición favorable para nuestros lumbares".

- Martes, jueves y sábado: entrenamiento tipo HIIT. Como indicaba, puede elegirse el spinning, el running o otra disciplina y adaptarse, mediante sprints y periodos de descanso, a los intervalos de alta intensidad. "Lo más importante es que sea un ejercicio que nos guste y nos motive".

- Domingo: descanso o descanso activo, con estiramientos, yoga u otras disciplinas relajadas, porque, según explica el entrenador, "para que el entrenamiento sea óptimo es igual de necesario que el músculo descanse".

Últimas Noticias

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: