Manual de uso para aplicar (bien) el autobronceador en todo el cuerpo

Según los expertos, hay varias zonas 'conflictivas' que debes prestar atención

por Elena M.Medina /

En pleno ecuador de la estación primaveral ya hay quien tiene la vista puesta en el verano, en las vacaciones y en las semanas de descanso, desconexión y sol. Si cuentas los días para devolver el bronceado a tu piel o si durante el año escuchas más veces de las que quisieras esa frase demoledora que suelen dirigir con frecuencia a las personas pálidas - "A ver si tomas un poquito el sol", "Qué pálida estás", "¿Tú nunca te pones morena?"... -  y te apetece sucumbir al moreno más natural, no hace falta esperar a las vacaciones. Los autobronceadores hace tiempo que se alzaron como la alternativa perfecta para quienes buscan evitar la exposición solar prolongada o para alargar el bronceado y estar morena el mayor tiempo posible. No obstante, es uno de los productos de belleza más complicados de usar y es bastante habitual caer en errores a la hora de aplicarlo (y si no que le pregunten a Selena Gomez y su viral bronceado en la Gala Met). Por eso, nada mejor que conocer los consejos y recomendaciones de experto para conseguir el resultado más natural.

Bronceado

1. Preparación de la piel

Como en cualquier ritual de belleza, el primer paso radica en preparar la piel. Ya sea en el rostro o en el cuerpo, lo mejor es llevar a cabo una exfoliación que elimine las células muertas y aporte suavidad a la dermis para facilitar la penetración del producto. Desde la marca de autobronceadores St.Moriz recomiendan hacerlo al menos 24 horas antes. En el centro Oxigen proponen el Peeling Mare Nostrum (140 euros/90 minutos), que combina sal de laminaria y alga espirulina y que incide especialmente en "zonas susceptibles de estar dañadas o deshidratadas, como las rodillas, los codos o los pies". En casa, también puedes ponerlo en práctica con un exfoliante corporal adecuado añadiendo a continuación la hidratante.

2. Cuidado en las "zonas conflicitvas"

Desde Guerlain (marca de belleza que cuenta con una de las línea de autobronceadores más famosa del mercado, Terracotta), recomiendan prestar atención especialmente a las "zonas conflictivas" del cuerpo, donde se suele concentrar mayor cantidad de producto. "En los tobillos y las rodillas hay que extender el autobronceador de forma muy homogénea porque si no estas zonas quedarán más oscuras que el resto del cuerpo, restando naturalidad", explican desde la firma. 

3. Elegir el formato correcto

Existe una amplia variedad de formatos de autobronceador que según su textura proporcionarán un acabado u otro: en textura crema, bruma, espuma e incluso en formato pastilla. Si todavía no tienes mucha experiencia con los autobronceadores lo mejor será optar por una textura ligera como la bruma Terracotta Sunless de Guerlain, que gracias a su aplicador en spray podrás extenderla de manera sencilla. Si prefieres una textura más cremosa o un bronceado más intenso de forma gradual, opta por autobronceadores como el Gradual Tan Tinted Everyday Moisturiser + Primer de Saint Tropez, pensado para el rostro y que funciona como una hidratante con color que además cubre imperfecciones. 

4. Controlar la intensidad

Los autobronceadores logran ese efecto dorado sobre la piel gracias a la DHA (no es una sustancia dañina aunque algunas personas pueden experimentar una reacción alérgica), el aditivo más eficaz presente en todos los productos que reproducen el moreno sobre la piel. Según los niveles de concentración de esta sustancia el efecto será más o menos intenso. Normalmente tiene una presencia de entre el 1 y el 6 por ciento, pero lo recomendable es fijarse en la composición antes de comprarlos para evitar resultados inesperados.

5. Forma de aplicación

Lo más frecuente, tanto si eliges un autobronceador cremoso como en formato spray, es distribuirlo con un guante especializado. En muchos casos, las propias firmas de autobronceadores tienen a la venta herramientas para aplicar el producto. Si optas por un spray aplícalo en movimientos circulares a una distancia de unos 30 centímetros. Si una vez aplicado el producto quieres aumentar la intensidad del bronceado, puedes reaplicarlo siempre y cuando mantengas la homogeneidad. Es importante, una vez distribuido el bronceador, dedicar un tiempo a que se absorba y seque, dejándolo reposar por lo menos 8 horas. Procura mantener estiradas las piernas y los brazos para evitar que se generen pliegues. En lugares como la espalda lo más cómodo y fácil será buscar la ayuda de una segunda persona. Y en cuanto a las manos, basta un poco de producto para coger tono, pero eso sí, procura no mancharte las uñas. 

En cuanto al rostro, en la zona de las orejas, nariz, barbilla y frente recurre a una cantidad reducida de producto y en las yemas de los ojos distribúyelo con pequeños toques ayudándote de las yemas de los dedos. 

Últimas Noticias
Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen:



Para Comentar Registrese

Activa las alertas de FASHION y entérate de todas las novedades de la moda antes que nadie