Buenas noticias: nunca más evitarás la pasta cuando quieras adelgazar

La ciencia ha demostrado que tres platos por semana no solo no engordan, sino que ayudan a perder peso

por Amaia León /

Ni contar calorías, ni vivir permanentemente a régimen, ni dejar de comer pan, chocolate... O pasta. Uno por uno, los mitos sobre como adelgazar van cayendo gracias a las últimas investigaciones científicas, y ahora ese plato de espaguetis que tantísimo gusta a niños y adultos resulta ser un aliado para perder peso. Así lo explica un nuevo estudio llevado a cabo por un equipo canadiense y publicado en BMJ Open que ha dado con un beneficio añadido a los ya conocidos de la pasta, confirmando el relevante papel que este carbohidrato tiene en una dieta completa y equilibrada.

gabriellecaunesil-pasta

LEE MÁS: Cinco buenos hábitos que te ayudan a perder peso si no te gusta hacer deporte

A menudo se cree que la pasta, igual que otros hidratos de carbono como el arroz o los cereales, debe evitarse por completo cuando se busca perder peso o reducir la grasa corporal. La razón de esta -errónea- suposición suele estar en su contenido energético, que varía de las 150 kcal por 100 gramos de espagueti a las 370 kcal de los macarrones. Comparado con otros alimentos (por ejemplo, una manzana, que sola aporta 52 kcal en 100 gramos) puede considerarse que el valor de la pasta es elevado, pero esto no es argumento suficiente para erradicarla por completo en ninguna dieta.

De hecho, según este último gran estudio realizado con 2.500 personas, comer tres raciones semanales de espaguetis, macarrones u otra pasta no solo no incrementaría el índice de masa corporal o el porcentaje de grasa, sino que ayudaría a adelgazar medio kilo en tres meses. Y aunque esta pérdida parece muy discreta, ha servido al equipo de la Universidad de Toronto y el Hospital Saint Michel para demostrar que este alimento no es ni mucho menos incompatible con una dieta saludable. "Ahora podemos decir con cierta confianza que la pasta no tiene un efecto adverso en el peso corporal cuando se consume como patro en una dieta saludable", afirma el doctor Sievenpiper, uno de los directores del estudio. Una buenísima noticia para los miles de amantes de esta comida italiana que creían hacer un favor a su línea restringiendo su consumo.

Mejor integral y 'al dente'

Para que la pasta encaje en una alimentación saludable, los dietistas suelen coincidir en tres puntos: elegir siempre una versión integral, cocinarla de forma sana y controlar las raciones. La primera recomendación es común a todos los cereales y se debe a que las opciones integrales, elaboradas con el grano completo, aportan más nutrientes y fibra que las pastas refinadas. Por otro lado, la receta y la preparación también deben elegirse correctamente. La pasta - ya sea en forma de espaguetis, tallarines, macarrones o cualquier otra- siempre debería hervirse al dente para mantener su índice glucémico bajo y, así, evitar los picos de azúcar y alargar la sensación de saciedad. De hecho, cocinar la pasta siguiendo la tradición es el truco de las italianas para comerla de forma habitual sin engordar. Además, cuando buscamos adelgazar, deberíamos optar por recetas de salsas ligeras y acompañamientos bajos en calorías -como el pesto o las verduras-, y prestar atención a las cantidades. En el estudio antes comentado, por ejemplo, cada una de las tres raciones que sus participantes tomaban a la semana correspondía a media taza de pasta cocinada.

Últimas Noticias

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: