La razón por la que Kylie Jenner ha enfadado (y mucho) a sus fans

La empresaria ha ampliado su línea de belleza y los nombres que ha elegido para los nuevos productos no han sentado demasiado bien

por Elena M.Medina /

Es la pequeña de la familia pero Kylie Jenner ha conseguido superar a varias de sus hermanas en cuanto a facturación económica, alcanzando la cifra de los 50 millones de dólares en 2017, por delante de Kendall, Kourtney o Khloe. Además de su presencia en el programa de telerrealidad Keeping Up With the Kardashians, que este año emite su décima temporada, la éxitosa línea de belleza de la benjamina del clan, Kylie Cosmetics, ha sido el motivo principal del crecimiento de su cuenta corriente. El hecho de que cada colección de maquillaje que lanza se agote prácticamente en cuestión de segundos, ha confirmado que Kylie no tiene nada que envidiar a las dotes empresariales de su madre y hermanas sin embargo la última maniobra de marketing de la hermana de Kim Kardashian no ha gustado a sus fans.

Kylie Jenner

La firma de cosméticos de Kylie Jenner se renueva de manera constante para satisfacer las necesidades de sus fans, que solo en el perfil de Instagram de la marca superan los 15 millones de usuarios. En la última ampliación de la línea, Jenner ha incluido cuatro coloretes cuyos nombres no son demasiado comerciales, o sí, teniendo en cuenta que han dado la vuelta al mundo. X Rated, Barely Legal, Virginity, Hot and Bothered y Hopeless Romantic (el equivalente en castellano a Clasificación X, Apenas legal, Virginidad, Guapa y molesta y Romántico sin esperanza), son los nombres elegidos por la empresaria y los que han provocado las quejas de muchos de sus fans que consideran estos términos inapropiados, especialmente si se tiene en cuenta que el público adolescente es uno de sus máximos seguidores. 

Después de demostrar su influencia haciendo perder a Snapchat un 8% en bolsa a raíz de un tuit criticando la actualización de la aplicación móvil, Jenner vuelve ha demostrar que todavía quedan estrategias de marketing con las que sorprender a sus fans, ya sea para bien o, como en este caso, para mal.

No es la primera vez que Kylie se ve salpicada de polémica en relación a su firma cosmética, en ateriores ocasiones ha tenido que hacer frente a las críticas tanto por el precio de sus brochas de maquillaje (que alcanzaban casi los 300 euros) como por la calidad de algunos de sus labiales. Sin embargo, las ventas continúan creciendo y aunque de momento la empresaria solo ha dejado ver los nombres de los nuevos productos a través de algunos stories de Instagram, es posible que si Kylie tiene en cuenta la reacción de los fans estos coloretes no lleguen a lanzarse al mercado o sean renombrados con conceptos más amigables. 

Últimas Noticias
Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen:



Para Comentar Registrese