Sí, el amor hace que realmente tengas una piel más bonita

Y hay una explicación científica

por Regina Navarro /

Si la felicidad y la eterna juventud llevan obsesionando desde hace siglos al ser humano, el amor es ese otro campo que cada vez más científicos se empeñan en estudiar. El psicólogo estadounidense Robert Sterberg encontró siete tipos diferentes de amor: cariño, encaprichamiento, vacío, romántico, sociable, loco y consumado; y la antropóloga Helen Fisher se ha convertido en una de las mayores referencias en lo que a este sentimiento se refiere, pero lo cierto es que al cien por cien no se conocen los mecanismos que lo producen. Encontrar la pareja perfecta es un cúmulo de casualidades, hormonas y personalidad, pero lo que parece claro y todos concluyen es que estar enamorada tiene beneficios para la salud y es responsable de que tu piel sea más bonita.  

Chloe Grace Moretz y Brooklyn Beckham

El amor libera dopamina, serotonina y oxitocina, tres hormonas que nos hacen ver la vida con otros ojos y, para que engañarnos, con mayor felicidad. Por eso, al principio de una relación, todo parece maravilloso. Y aunque las sensaciones son variadas, la culpable de esas “mariposas en el estómago” es la dopamina. Durante la primera fase del enamoramiento, que dura entre tres y seis meses, Helen Fisher descubrió que una zona del cerebro tiene mayor actividad y se activa el circuito de la dopamina. Además de mejorar el estado de ánimo y la memoria, la dopamina dibuja en nuestro cuerpo algunos signos fisiológicos del amor. “Cuando decimos que sentimos algo en el corazón puede ser que nos refiramos al aumento del ritmo de nuestros latidos”, una de las consecuencias del aumento de la serotonina en nuestro cuerpo según explican Miquel Iglesias, fundador y CEO de la Escuela Neurocientífica del Amor, y Natalia Urdinguio, directora de la misma, en su libro La fórmula del amor. Ese aumento de los latidos mejorará la circulación sanguínea y, por tanto, el tono de la piel. También ayudará a que los nutrientes lleguen mejor, consiguiendo un aspecto mucho más saludable.

Cuando caen los niveles de dopamina se termina la etapa del enamoramiento y aparece la del amor romántico, de la que la oxitocina, popularmente conocida como “la hormona del amor”, tiene mucho que decir. Se cree que esta sustancia es la verdadera responsable de los vínculos amorosos. “La oxitocina activa el sistema de recompensa, manteniendo así el vínculo entre los amantes y promoviendo la monogamia. Este mecanismo biológico en una relación de pareja es muy similar a una droga”, explica el profesor Hurlemann, responsable de un estudio sobre esta hormona llevado a cabo en la Universidad de Bonn (Alemania). Además, a esta sustancia se le atribuyen algunos beneficios como la reducción del estrés que provoca efectos negativos en la piel.

Cuando estás estresada tus niveles de cortisol aumentan, produciendo inflamación y suprimiendo algunas de las funciones del sistema inmune. Las células inflamadas también son propensas a descomponer el colágeno, la proteína que mantiene la piel lisa y fuerte. Los niveles altos de cortisol también producen una disminución del ácido hialurónico de la piel, haciendo que parezca visiblemente más seca y arrugada. Como la oxitocina inhibe estos efectos muchos expertos concluyen que el aumento de esta hormona ayuda a una mejora sustancial del aspecto de la piel.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: