Sofia Tsakiridou

Si comes sano y no pierdes peso puede que la causa no esté en tu dieta

Pagar con efectivo o pensar demasiado en comida saludable te podrían estar afectando


El 25% de la población española tiene problemas de sobrepeso. Así lo afirma un estudio realizado entre el Imperal College de Londres y la Organización Mundial de la Salud que coloca a nuestro país como el segundo en el ránking europeo de países con este problema, solo detrás de Reino Unido. Sin embargo, este dato contrasta con el cambio que, en los últimos tiempos, ha experimentado nuestro estilo de vida. Según un informe de la Comisión Europea, España es uno de los países en los que más deporte se práctica de forma regular. Y el interés por la alimentación saludable es cada vez mayor. Entonces, ¿a qué se debe ese exceso de peso? ¿No es suficiente con entrenar y cuidar la dieta? 

Si tu también eres de las que intenta encontrar un hueco para hacer deporte, evitas esos alimentos que, en grandes cantidades, no son buenos para tu cuerpo o te has apuntado a la dieta Harvard y, aún así no consigues perder peso, es posible que no se deba solo a tu alimentación y que alguno de estos hábitos este sumando, silenciosamente, gramos a tu báscula.

Sofia Tsakiridou

Piensas demasiado en comer sano

Parece un contrasentido, pero esforzarte demasiado por comer saludable puede tener el efecto contrario en tu cuerpo y lograr que, en lugar de reducir peso, aumentes. Según explica un estudio de la Universidad de Yale, si solo piensas que debes comer ligero, es posible que tu cerebro de la orden de producir más hormona ghrelina. “Más cantidad de esta hormona te hace sentir menos lleno y hace que tu metabolismo se ralentice”, explica en el estudio la doctora Alia Crum. Para lograr engañar a esta hormona, añade a tus platos verdes nueces o aguacate, lograrás que sean más sabrosos e igualmente saludables.

Pagas siempre con tarjeta

Es muy probable que seas una de esas personas que, en lugar de con dinero en efectivo, tira de tarjeta a la hora de pagar sus compras y esto, aunque parezca que no tiene nada que ver con tu peso, puede afectar si en el supermercado nunca utilizas monedas y billetes. Según un estudio del Journal of Consumer Research las personas que usan tarjeta compran alimentos significativamente más alimentos insalubres y ricos en calorías que las personas que pagan en efectivo. Kalpesh Desai, coautor de estudio, asegura que se debe a que “los compradores tradicionales eran perfectamente conscientes de las calorías adicionales y el costo de esas golosinas, pero los que no sentían el impacto inmediato en la billetera, cedían más fácilmente a las compras impulsivas”.

No conoces cómo es tu metabolismo

Sabes que, a medida que pasa el tiempo, tu metabolismo se desacelera y que, por la tarde-noche, es más lento que durante el día. J.J. Virgin, nutricionista y entrenadora personal explica que, para lograr mantenerte en el mejor peso no solo hay que contar calorías, sino escuchar al cuerpo y adaptar la dieta al metabolismo. Si cada vez que comes te sientes hinchada y notas que tus digestiones son pesadas es posible que tu metabolismo sea lento y sufras algún tipo de intolerancia alimentaria, aunque no necesariamente en un grado alto. "Este tipo de intolerancias a menudo contribuyen a la resistencia de la pérdida de peso" explica en su web. Ella sugiere localizar los principales culpables -suelen ser como el gluten, los lácteos, la soja, los huevos, el maíz, los cacahuetes o los edulcorantes- y eliminarlos.

Tus sentimientos boicotean tu dieta

Si sigues una dieta sana y equilibrada pero cada vez que te enfadas, estresas o simplemente te aburres haces una excursión hasta la cocina, es posible que comas emocionalmente. Comer emocionalmente es utilizar la comida para sentirse mejor o satisfacer algunas necesidades emocionales, en lugar de simplemente el hambre física. El problema de este tipo de “hambre” es que, la mayoría de las veces, exige alimentos menos saludables que tirarán por tierra tus recetas détox y tus ensaladas. O, aunque consigas elegir siempre piezas de fruta, te harán ingerir más alimentos de los que realmente son necesarios.

Si quieres estar a la última en moda y tendencias y no perderte ningún artículo como este, suscríbete a nuestra newsletter de FASHION aquí.

Últimas Noticias
Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen:



Para Comentar Registrese

Activa las alertas de FASHION y entérate de todas las novedades de la moda antes que nadie