'Golden Milk', te contamos todo sobre la bebida detox que arrasa en las redes sociales

Conseguida a base de un superalimento, este remedio contra la resaca promete ser el relevo del zumo verde


De todas las especias elevadas a la categoría de superalimentos, la cúrcuma es la que más sentimientos encontrados despierta. Hay quien la usa para blanquearse los dientes, hay quien dice que acaba por tintarlos de amarillo. Están los que la incorporan a su dieta cada día por sus beneficios en el metabolismo. Conocida como “la especia de la vida”, lo que es seguro es que no ayuda a combatir el cáncer -así lo advierte el Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC)- pero la curcumina sí que contribuye a reforzar las defensas por lo que resulta muy eficaz en la prevención de resfriados y todo tipo de infecciones, tiene un efecto analgésico e antiinflamatorio. 

Este invierno está llamada a ser el remedio natural favorito para compensar los excesos de estas fiestas. Porque además de los beneficios digestivos, sus adeptos defienden su efectividad contra la resaca. Sólo tendrás que probarla una vez para acabar enganchada para siempre. ¿Quién dijo ponche navideño? Con la leche dorada ganarás en likes y en salud al mismo tiempo.

Golden Milk

El único problema es que nuestro cuerpo tiene dificultades para absorberla. Sin embargo, hemos encontrado la solución para que sea más fácil consumir esta bebida 'mágica' que se está popularizando. Bajo el hashtag Turmeric Latte o Golden Milk (leche dorada, en español) se esconde el nuevo zumo verde que ha obsesionado a las redes sociales. Esta vez con un color más sugerente –amarillo casi dorado– y un sabor delicioso. La bebida en cuestión, además de cúrcuma lleva pimienta, el otro ingrediente clave de esta mezcla ya que la piperina, presente en esta especia, permitirá que nuestro organismo asimile la curcumina. 

Además, contiene miel y una ramita de canela para endulzar el fuerte sabor de la raíz y leche, que puede ser de vaca o cualquier alternativa vegetal. La de almendra, por ser la más dulce, aporta un sabor muy agradable. Y si batimos la leche antes de mezclarla, como hacemos con el café, por ejemplo, conseguiremos un resultado espumoso.

Esta bebida se ha colado en el menú de invierno de una gran variedad de cafés haciendo competencia al chai y al matcha latte, por citar algunos de sus competidores más ‘hype’. Por ejemplo, en Madrid la sirven en La Colectiva Café (Francisco de Rojas, 9) y en Federal Café (Plaza de las Comendadoras, 9). En este último, señalan que se trata de la opción preferida por los veganos y, a la receta original, ellos añaden clavo, cardamomo y jengibre. Aunque, en realidad, resulta tan fácil de preparar en casa que no es de extrañar que se haya convertido en el maridaje perfecto de la noches de mantita y peli. 

Ingredientes

1 cucharada pequeña de cúrcuma

1 cucharada pequeña de miel

½ cucharada pequeña de pimienta

1 ramita de canela

300 ml de leche de almendras

Para elaborarla, sólo hay que calentar la leche en un cazo junto con la canela en rama y retirarla antes de que empiece a hervir. Se puede batir o servir tal cual en una taza o vaso tras incorporar el resto de ingredientes. Es fácil de beber, reconfortante en las noches de invierno y aunque los expertos no se pongan de acuerdo acerca de las cantidades de cúrcuma que son necesarias para obtener beneficios reales no está contraindicada en ningún caso. Es más, en el norte de Europa está considerada como un remedio popular muy efectivo contra los catarros junto con la infusión de jengibre.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: