Todo sobre la dieta de las 'celebrities' que quema 10 veces más grasa

Kim Kardashian, Vanessa Hudgens y Gwyneth Paltrow ya conocen sus beneficios

por Elena R. Ballano /

Tenemos nuevo régimen en la ciudad de las estrellas. ¿Su nombre? Dieta cetogénica, una alimentación de tipo low-carb que ya conocen Kim Kardashian, Halle Berry y Gwyneth Paltrow y a la que se suma ahora la actriz Vanessa Hugdens. "Sin carbohidratos. Sin lácteos. Sin azúcar refinado. Mi dieta consiste en comer alimentos de verdad. Tomo productos ricos en grasas y proteínas. Nos han hecho creer que las grasas son malas, pero en realidad es lo que te va a hacer sentir llena, más tiempo. Tu cuerpo puede quemar esa grasa y usarla como combustible", explicó la actriz, en el programa The Rachael Ray Show.

La dieta cetogénica sigue la línea de la dieta paleo: tomar productos naturales y disminuir el consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono, como el azúcar refinado, el pan, la pasta, el arroz o las patatas. En un régimen normal el 45-65 % de calorías se consume en forma de hidratos de carbono, mientras que el resto se reparte entre grasas y proteínas. En una dieta cetogénica, las calorías ingeridas en forma de grasa pueden alcanzar un 75 %, las proteínas un 20 % y los hidratos de carbono un 5 %. Al disminuir el nivel de glucosa en sangre, obligas al cuerpo a adaptarse a esas restricciones, para que tome energía de sus reservas. De este modo, trabaja de forma óptima: quema la grasa y acaba con el stock de más. 

Tu nueva cesta de la compra

Si quieres introducir esta dieta en tu vida, recurre a alimentos como el aguacate, los huevos, la mantequilla, los pescados ricos en omega 3 (sardinas, salmón, anchoas), el aceite de oliva, el aceite de coco, las nueces o la mantequilla de cacahuete. Y de forma más moderada: leche, yogures naturales, vino o café (sin azúcar). Por el contrario, debes evitar verduras ricas en hidratos de carbono (zanahorias, patatas, remolacha), el azúcar, los cereales, las leguminosas, las frutas, el queso fresco, los zumos de frutas, la mermelada o el alcohol.

¿Cómo lograrlo?

Primero, con un poco de paciencia. El organismo necesita al menos 3 días para empezar a trabajar bajo estas 'nuevas condiciones'. Y segundo, con la supervisión de un médico.  Al ser un régimen tan descompensado, puede conllevar efectos secundarios como nauseas, cansancio y dolores de cabeza. Un especialista te ayudará a tener un plus de vitaminas, calcio y potasio. 

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: