El fenómeno de la mascarilla de 10 € que se convirtió en superventas

El efecto #Blubblemask ha conseguido que este producto 'low cost' sea el más vendido del año en Amazon

por Inés de la Fuente /

25.000 publicaciones en Instagram tienen, indudablemente, sus consecuencias. Pero cuando estas se refieren a un producto de belleza, no pueden sino ser positivas. Eso es lo que ha sucedido con el fenómeno #Bubblemask que desde hace unas semanas invade la red social con curiosas imágenes de rostros bañados por espuma y burbujas, el efecto que este tipo de mascarillas tiene al aplicarse sobre la piel. ¿Los grandes beneficiados de esta insta-tendencia? Todas las mascarillas de burbujas, en general, y una de ellas sobre todo: Carbonated Bubble Clay Mask de la firma coreana Elizavecca Milky Piggy, el nuevo best seller asequible (solo cuesta 11,80 dólares, 10 euros aproximadamente) en la categoría de cosmética de Amazon. 

bubble mask

En dicho portal de venta, esta mascarilla acumula casi 6.000 reseñas, el 85% de las cuales son positivas. Miles de personas avalan su eficacia y se dice de ella que es un auténtico salvavidas para la piel grasa. ¿Sus promesas? Reducir los poros y borrar los puntos negros en un solo uso, logrando un rostro visiblemente más luminoso. Está formulada con ingredientes naturales, como aloe vera, granada, extracto de canela, arcilla y polvo de matcha, pero lo menos convencional de esta mascarilla, lo que la ha convertido en tendencia en Instagram, es su aplicación. Su formulación es espumosa y, al extenderse sobre el rostro, comienza a burbujear, transformándose en espuma. 

Hay quien dice que este efecto puede ser un tanto incómodo, pero no dejan de señalar que aun así, merece la pena utilizar la mascarilla de burbujas. Su poder limpiador ha conquistado a youtubers de belleza, instagramers e incluso a famosas, como Lucy Hale. El pasado junio, la actriz compartió con todos sus seguidores en Instagram Stories su experiencia con esta mascarilla. "Estoy empezando a hincharme, la sensación es rarísima", decía ella en sus vídeos. "Creía que era un timo, no tenía ni idea de que iba a burbujear tanto. Parezco una gárgola", comentaba también sobre el curioso look que este producto consigue mientras actúa.

 

Una publicación compartida de 엘리자베카 (@elizavecca_) el

 

A partir de esa aparición en el perfil de Lucy Hale, esta mascarilla tan sorprendente y original se convirtió en un fenómeno viral, a pesar de llevar varios meses en el mercado. A pesar de su éxito, Carbonated Bubble Clay Mask todavía está disponible en Amazon España por aproximadamente diez euros, un precio similar al que tienen otras mascarillas de burbujas, como la Snake Oxygenating & Cleansing Bubble Mask de Rodial.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: