La mascarilla magnética o el filtro de belleza favorito de Instagram

Toma el relevo viral de la de carbón activado, es mucho más efectiva y NADA dolorosa

por Blanca de Almandoz /

No sabemos cuántos vídeos de Youtube hicieron falta exactamente para que se diluyera el interés por la mascarilla de carbón activado pero, entre aquellos que no podían ocultar las muecas de dolor al retirarla y los que no parecían del todo convencidos con los resultados, era cuestión de tiempo que Internet buscara un nuevo relevo viral a este fenómeno beauty.  Nada dolorosa, más efectiva y siguiendo las tendencias coreanas de mascarillas de fibra en lugar de las untables, Magnetic Youth Mask es el último lanzamiento de la firma cosmética Magic Stripes cuyos peculiares 'lunares' no tardarán en aparecer en tu feed de Instagram.

Precisamente son estos puntitos dispersos por toda la máscara los que aceleran el metabolismo y estimulan el crecimiento de nuevas células al tiempo que frenan el envejecimiento de la piel. Y es que no se trata de un elemento decorativo sino de pequeños imanes integrados que aceleran la circulación de la sangre. El campo magnético creado mejora el transporte de toxinas e impurezas y, al retirarla tras 20 minutos, deja la piel notablemente más hidratada y suave. Por el momento, en nuestro país está disponible únicamente online pero muy pronto llegará a puntos físicos de venta (18 euros el pack de 3 mascarillas de uso único).

Tiras magnéticas

La editora de moda alemana más influyente Veronika Heilbrunner ya le ha dado el visto bueno y es cuestión de tiempo que la lista de celebridades se amplíe. Stella McCartney o Christy Turlington ya son habituales de esta marca fundada por la maquilladora Natalie Franz que revolucionó el concepto de lifting facial gracias a unas pequeñas tiras adhesivas de silicona. Hablamos de las originales Magic Stripes que se fijan sobre el ojo, levantando el párpado móvil, para agrandar al instante la mirada y dar una apariencia más joven.

Son prácticamente imperceptibles y, dicen quienes las han probado, que no suponen ninguna molestia ni al parpadear. Sería el equivalente a la intervención estética pero sin el inconveniente del arqueo de las cejas que tanto modifica la expresión del rostro. La misma marca también desarrolló una mascarilla lifting de colágeno para la zona de la papada y el óvalo facial -algo así como el “sujeta caras” de Ally McBeal pero con resultados probados-, y los parches Wake me Up con colágeno para el contorno de ojos y efecto frío para reducir bolsas y ojeras.

 

Una publicación compartida de Natalie Franz (@nataliefranz1) el

Además de la mascarilla magnética de Magic Stripes existe otra en el mercado que recupera el mismo efecto visual que la mascarilla de carbón activo por lo que no ha tardado en difundirse entre las Youtubers de belleza. En este caso, el elemento sorpresa también se produce al retirarla pero esta vez no por la dificultad, sino por el método que hay que aplicar.

 

Una publicación compartida de dr. brandt Skincare (@drbrandt) el

La mascarilla Magnetight Age Defier de Dr. Brandt Skincare (de venta exclusiva en Sephora por 75,90 euros / 90gr.) a pesar de untarse sobre el rostro, no se retira con agua sino con un pequeño imán que puedes colocar tras un papel o toallita para levantar el producto poco a poco sin apenas rozar la piel, como por arte de magia. Esto se debe a las partículas magnéticas incorporadas que, como en la modalidad de papel, crean un campo de fuerza que combate los signos de la edad. Basta con dejarla actuar entre 5 o 10 minutos para ver los resultados: una piel mucho más luminosa e hidratada.

 

Una publicación compartida de GLAMGLOW (@glamglow) el

De la misma forma, las mascarillas de Glamglow, que puedes encontrar en la web Lookfantastic, utilizan el componente estético como reclamo para las redes sociales… ¡Y funciona! Así que en los últimos meses, la línea Gravitymud ha añadido nuevos productos que, más allá de su acabado metalizado, no tienen ningún elemento magnético. A la mascarilla plateada original con efecto reafirmante anti-gravedad, como su nombre indica, pronto se sumó una de color azul eléctrico (la edición limitada GravityMud Sonic Blue) que causó furor en Instagram y, más tarde, una dorada y otra verde.

 

Una publicación compartida de GLAMGLOW (@glamglow) el

Sin embargo, ha sido su último lanzamiento el que más expectación ha adelantado y eso que aún no se ha salido a la venta. Habrá que esperar hasta la campaña de Navidad para preguntar en Sephora por la mascarilla glitter de Glamglow con estrellitas y purpurina que, según nos asegura su fabricante, no deja ninguna traza después de limpiarla.

 

Una publicación compartida de GLAMGLOW (@glamglow) el

Por su parte, Jerrod Blandino, fundador de Too Faced, también ha anunciado que su marca tiene previsto comercializar una mascarilla glitter en 2018. Con menos elementos decorativos pero igualmente resplandeciente, resulta prácticamente imposible que, cuando menos, no despierte la curiosidad.

Si las mascarillas magnéticas incorporan algunas innovaciones tecnológicas a nuestro tocador, la otra variante de novedades cosméticas no parece más que confirmar que la moda unicornio -esa que se extendió en el universo de la belleza en forma de tatuajes metalizados, pecas glitter y purpurina para las raíces del pelo- lejos de apagarse, brillará con más fuerza si cabe en los próximos meses. #purpurinaisthenewblack

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: