La rutina de entrenamiento para llevar con éxito el 'vestido-blazer'

La prenda más buscada del otoño tiene un truco para resultar más favorecedora: tener unas piernas estilizadas. Así es como las puedes conseguir

por Amaia León /

El blazer del otoño es tan largo que, en vez de ser la chaqueta que acostumbra, puede convertirse en un vestido. Stella McCartney abrió su desfile de otoño-invierno 2017-2018 con esta prenda multifuncional que, seis meses después, ya ha conquistado a chicas con estilos tan dispares como Hailey Baldwin y Marta Ortega. Precisamente era esta última quien, hace solo unos días, ofrecía la confirmación del 'vestido-blazer' de cuadros como pieza imprescindible de la temporada: Zara ha lanzado su versión.

Analizando la silueta de la prenda en cuestión, puede intuirse que resultará más favorecedora si es corta y con la cintura entallada, como la propuesta de Stella McCartney de la imagen inferior. Con esa largura y patronaje, se compensa la amplitud de la zona superior, que suele estar dominada por hombros amplios. Ahora bien, ese largo mini impone otro requisito para que el 'vestido-blazer' siente realmente bien: unas piernas estilizadas y tonificadas resultado del mismo entrenamiento diario que siguen las modelos y que siempre combina ejercicio cardiovascular, sesiones de tonificación y otras disciplinas más suaves, como el yoga.

Vestido blazer Stella

Entrenamiento cardiovascular, para estilizar

Aunque las opciones de ejercicio cardiovascular son tantas como gustos y todas ellas ayudan a tener un cuerpo delgado porque queman muchas calorías, cuando el objetivo principal es tener unas piernas más bonitas, hay ciertos deportes que pueden acelerar el proceso. Running, natación, ciclismo o baile son muy buenas elecciones porque, al tiempo que implican un trabajo cardiovascular del organismo, obligan a los músculos de las piernas a trabajar.

Running entrenamiento piernas

Sentadillas, para tonificar

Los estudios deportivos más modernos ofertan disciplinas -como fitness, GAP o balletfit- que incluyen ejercicios diversos enfocados a las piernas en cada sesión. Sin embargo, para tonificar esa parte del cuerpo de la forma más efectiva, los entrenadores siempre recurren a un clásico: la sentadilla. Entre todas sus versiones, la sentadilla con rebotes puede ser la opción perfecta para conseguir unas piernas estilizadas porque, además de tonificar sus músculos, puede potenciar la quema de grasa, especialmente si se trabaja en intervalos de alta intensidad.

Guerrero Yoga entrenamiento

Yoga, en los días de descanso

Cuando la razón principal no es una genética prodigiosa, casi cualquier mujer que tenga unas piernas bonitas admitirá que entrena a diario, lo cual no significa sufrir en el gimnasio cada dia. Según las necesidades particulares, los expertos recomiendan dedicar 2 ó 3 sesiones semanales al entrenamiento cardiovascular y 1 ó 2 al trabajo de fuerza o tonificación. El resto de jornadas pueden enfocarse a modalidades más suaves como, por ejemplo, el yoga. Algunas de las posturas más básicas de esta práctica (por ejemplo, Guerrero I, II y III) son especialmente beneficiosas para fortalecer las piernas, lo cual convierte al yoga en una disciplina idónea para configurar, junto al ejercicio cardiovascular y las sesiones de tonificación con sentadillas, una rutina de entrenamiento perfecta para conseguir unas piernas más estilizadas y tonificadas.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: