"Ya lo decía mi abuela"... Trucos 'de moda' para sobrevivir al día a día

¿Dolor de pies?, ¿medias rotas?, ¿manchas de vino o 'make up' en la ropa?... Te damos todas las claves para acabar con tus quebraderos de cabeza en terreno 'fashion'

por Iratxe Plaza /

Cuanto daríamos por tener en el 'cajón de los recuerdos', ese en el que guardamos desde un amuleto hasta un minifrasco de colonia; una libretita con todos los consejos caseros de nuestras madres y abuelas. Esos que a veces 'mataríamos' por recordar en momentos tan inoportunos como cuando nos tiramos una botella de vino tinto encima, se nos rompen las medias nada más poner un pie en la calle o se nos destiñe esa camiseta que nos ponemos con todo. Situaciones que provocan que salga de nuestra boca todo menos bonito, además de hacernos pronunciar, en ciertas ocasiones, eso de 'tierra trágame'. Para poner una sonrisa a estos 'días tontos', hemos preparado una lista con una serie de truquitos infalibles.

Brigitte Bardot

Si eres de las que no pueden vivir sin sus tacones pero acabas con tanto dolor de pies que siempre repites eso de "es la última vez que me pongo estos zapatos" (aunque después no la cumplas); te damos una serie de remedios que pueden hacer tus días con tacones mucho más llevaderos.

- Almohadillas o plantillas

Son productos perfectos para acolchar nuestras pisadas, y se colocan en la parte delantera del zapato, talón u ocupando todo el pie. El objetivo es aliviar la presión que nuestro cuerpo ejerce en esa zona.

- Introduce tu calzado en el congelador

Un truco, en este caso 'de abuela', es llenar de agua dos bolsas de plástico (se recomienda usar las que venden para congelados) introducirlas dentro de los zapatos y guardarlos en el congelador. El tamaño de las bolsas aumentará y los zapatos cederán. Una vez puestos, se irán adaptando a tu pie. Si no dispones de este tipo de bolsas puedes sustituirlas por papel de periódico.

- 'Sticks' y 'sprays' antifricción

Otra forma de evitar rozaduras es aplicando este tipo de productos en las zonas más problemáticas (talón y punta). ¿Su función? Crear una película protectora invisible sobre la piel que produce el 'efecto media' evitando así el roce directo del material con la zona sensible. La crema hidratante también puede ayudar a que la piel del zapato ceda un poquito y se adapte a tu pie.

- Ampolla de nolotil

Uno de los trucos más infalibles, que además he tenido la oportunidad de probar y funciona, es aplicar sobre la planta del pie una ampolla de nolotil. El efecto te anestesia de manera sutil la zona; y así podrás bailar toda la noche.

fotograma Sex and The City

Otro de los momentos que la mayoría de seres terrenales tememos es enfrentarnos a deshacer las maletas y ver si nuestras prendas llegan 'hechas un higo'. Para que no cunda el pánico, os damos una serie de consejos para que no tengais que viajar con la plancha bajo el brazo:

- Las prendas de algodón, punto, lana y denim puedes introducirlas enrolladas, así no se te arrugarán. Sin embargo, las de cashmere o seda deben colocarse lo más arriba posible para evitar así arrugas innecesarias. En el caso de las camisas, enfrentadas unas sobre otras, y con los cuellos levantados.

- Coloca los trajes, blazers (que no deben ir abrochadas sino cruzadas con las mangas hacia delante y dobladas hacia dentro) y vestidos de noche arriba del todo; tendrán más aire y se arrugarán menos.

- Si a pesar de estos consejos alguna de tus prendas llega muy arrugada, aprovecha cuando vayas a darte una ducha para colgarla de una percha en el baño. El vapor conseguirá que las marcas se reduzcan considerablemente, aunque no es un milagro.

- ¡Ah!, si tienes un apuro y necesitas lavar una prenda y que se seque rápido; escúrrela muy bien, métela en una bolsa de plástico y tras unos minutos, sécala con un secador.

Kate Moss

Quién no ha pasado por ese momento embarazoso que es darse cuenta de que tienes una carrera en la media; o cuando después de estar buscando tu prenda fetiche por infinidad de tiendas, encuentras una manchada de maquillaje; o estropear tu cita porque manchas tu camisa preferida de vino... Ponemos solución a algunos de estos imprevistos con una serie de truquitos caseros:

- Si tu media ha comenzado a romperse y tienes laca a mano, úsala para vaporizar la carrera. También puedes utilizar un esmalte de uñas transparente. No hará que el roto desaparezca, pero evitarás que se siga creciendo.

- Para una mancha de vino en la ropa, métela en una bolsa dentro de la nevera durante toda la noche. Después lávala en la lavadora como si de otra prenda se tratara.

- En el caso de tinta, hay varias opciones: alcohol (sanitario), laca o leche En el caso del alcohol y la laca, aplícalos directamente sobre la mancha y aprieta con una esponjita hasta que se disuelva. La leche te permite varias opciones: fría o tibia (en este caso, repite la operación con la esponjita y/o deja la prenda sumergida en un recipiente con leche durante media hora); o cortada, colocando los grumitos sobre la mancha y esperando a que éstos absorban la tinta. En cualquiera de los tres casos, lavar posteriormente.

- No desesperes si una prenda tiene restos de make up. Solo tienes que aplicar un poco de espuma de afeitar sobre la mancha hasta que se impregne bien. Después lávala como de costumbre, y ¡listo!

- Por el contrario, si al quitarte una prenda se te ha manchado de labial; aplica laca sobre tus dedos y frota la mancha. Eso sí, no funciona con prendas delicadas que no puedas introducir, después de este proceso, en la lavadora.

- A veces desesperamos con esas prendas que por el uso tienen cercos amarillentos en determinadas zonas. ¿La solución? Mezclar en un recipiente bicarbonato de sodio y zumo de limón hasta formar una pasta. Frota la mezcla sobre la zona, espera unos minutos y lávala a máquina.

- La ropa blanca tiende a amarillear, para evitarlo añade al detergente el jugo de dos limones y un puñado de sal; o lo que es lo mismo, una cucharada sopera de bicarbonato.

- Si te gastaste un dineral en tus botas UGG o similares y el ante se ha manchado por la lluvia, prueba a rascar suavemente la superficie (seca) con un taco de lija (pregunta en la ferretería). No hace milagros, pero puede mejorar mucho el aspecto.

Y tú, ¿tienes algún truquito que quieras compartir con nosotras? Déjanos un comentario.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: