Decálogo para sacar el máximo partido a las rebajas

Aprovecha las rebajas para hacerte con prendas y complementos con vida más allá del invierno.

por Iratxe Plaza, Mónica Córdoba /

Aunque empiezan oficialmente el próximo 7 de enero, son muchas las firmas de moda que ya ha colgado el cartel de rebajas. Una buena oportunidad para completar la carta a los Reyes Magos con ideas de última hora y, por supuesto, de renovar tu armario antes del arranque masivo de los descuentos. Pero, ¿cómo aprovecharlas sin morir en el intento?

Haz un listado de las cosas que realmente necesitas y colócalas al principio. Esto debería ser lo primero que adquirieses. Piensa en básicos (abrigos, botas, vaqueros, jerseys, chaquetas, un LBD, un bolso...) Y, a partir de ahí, busca los caprichos y chollos de temporada, esos hits que te enamoraron y también los que se llevarán la próxima primavera-verano. 

Consejos para aprovechas las rebajas

Para ayudarte a sacar el máximo partido a las primeras rebajas del año, y teniendo siempre presente los derechos legales proporcionados por asociaciones de consumidores como FACUA y la OCU, a continuación os damos algunos consejos para sobrevivir con éxito a las rebajas.

1. Antes de salir de casa, decide dónde vas a comprar.
Una vez estás en la calle no es momento para perder el tiempo pensando en qué tiendas visitar y cuáles no. Traza un recorrido previamente; economiza tu tiempo y no dejarás ninguna parada imprescindible en el camino.

2. ¡No olvides tu lista de indispensables!
Te ha costado trabajo hacerla, ¡no salgas de casa sin ella! Es importante tener las ideas claras sobre qué tienes que renovar del armario para no caer en la tentación del ‘quiero y no puedo’. Así evitarás el efecto locura cuando te encuentres rodeada de chollos. ¡Ve al grano!

3. Deja los tacones en el zapatero.
Las rebajas puedes ser un verdadero agobio mental; ¡que no lo sea también físico! Una de las claves para soportar una jornada de rebajas es ir cómoda. Cálzate unas deportivas o un zapato cómodo y alguna prenda fácil de quitar. La rapidez es clave en el probador.

4. 'Keep calm'... ¡y encontrarás lo que buscas!
Tómatelo con calma. Lo mejor para encontrar chollos es buscar entre los burros (grandes percheros transportables en los que se cuelga la ropa), incluidos los del probador -si te dejan, claro-; y en montones de prendas acumuladas por las mesas. Tendrás la sensación de no encontrar nada, pero ten paciencia, ahí suelen esconderse las gangas.

5. Internet siempre es una buena alternativa.
La familia de tiendas online cada vez es más grande, crece como la espuma. Si te agobia ir de tiendas a la vieja usanza, o no tienes un horario fácilmente adaptable, opta por las compras a 'golpe de clic' es la mejor opción para evitar grandes colas. Pero ten cuidado, aunque en la red también hay grandes descuentos, la compra es más impulsiva. Un consejo para evitar esto es tener hecha la lista (en papel o en la propia web, si estás registrada) y ejecutar la compra en cuanto puedas. 

6. Compra en grandes superficies, tendrás todo en uno.
Si no te gusta perderte por las calles, pasar frío... los centros comerciales u outlets son una buena opción. Además, si vas en familia, todos ganan: hay locales para todos los gustos. 

7. ¡Piensa en la próxima temporada!
Las rebajas son un buen momento para ir preparando el armario de cara a los meses venideros. Eso sí, recuerda que lo mejor está por llegar. Y, en este caso, todo parece indicar que la próxima primavera-verano triunfarán los zapatos bordados, el color verde, los prints y prendas de inspiración Safari, las medias de rejilla, las anillas metálicas, los bralettes, los tonos metalizados o las sudaderas. 

8. ... o ve hasta dos temporadas por delante.
Si tienes imprescindibles de otoño-invierno a punto de jubilar, ficha a sus sustitutos. Los hits de la temporada quizás no vuelvan, pero los básicos nunca te fallarán.

9. Las segundas rebajas son la mejor opción para renovar tus básicos.
Intenta no llenar bolsas y bolsas con artículos que luego no te pondrás. Invierte en prendas de fondo de armario: un abrigo camel, blazer, camisetas y tops básicos, jeans, salones, LBD (Little Black Dress), un bolso de piel…

10. Descarta las tendencias pasajeras.
No caigas en el error de invertir en aquello que ya está pasado de moda o caerá en el olvido en tu armario hasta dentro de cinco años, cuando vuelva a ser tendencia. Eso sí, date un capricho y hazte con esa prenda impensable para el resto del año que ahora sí te puedes permitir.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: