Súbete a unos tacones... ¡y llévalos sin dolor!

Toma nota de estos consejos para sacar el máximo partido a los zapatos altos durante las fiestas.


Si hay algo que no se puede negar es que a las mujeres nos encantan los tacones (¡al menos a la mayoría!). Es uno de los elementos femeninos por excelencia, además de añadirnos unos cuantos centímetros de pierna, también estilizan la figura. Además, son el perfecto complemento para una cita romántica o con amigas, pero también para una cena informal o un working look. En realidad, para cuando tú quieras. Pero,¿quién no ha llegado a casa después de una larga jornada sobre ellos con un dolor de pies insoportable? Si es tu caso, ¡enhorabuena! Ahora puedes crear los zapatos que siempre has querido, y eso incluye elegir la altura de los tacones. El fabricante de calzado Made in me lo hace posible siguiendo unos sencillos pasos y, además, nos dan las claves para lucirlos sin morir en en intento. ¡Toma nota de sus consejos!

Consejos para llevar tacones

1. Vigila tu postura, 'ten porte'. Físicamente consiste en mantenerse derecha y controlar los músculos del estómago, la zona lumbar, el interior de los muslos y el suelo pélvico a la vez que se relajan los brazos y las rodillas. Mantente firme, 'compacta'. Si te concentras en esta parte del cuerpo (el centro) te ayudará a quitar peso y tensiones del resto. Si bailas o practicas pilates seguro que has oído estas directrices en más de una ocasión.

2. Confía en ti. Pisar con garbo es una cuestión de seguridad y confianza en ti misma y se nota a simple vista.

3. Busca la calidad. No es cierto que todos los 'taconazos' sean incómodos. Utiliza un calzado bueno y lo comprobarás, es como un guante. La calidad de un zapato influye positivamente en la forma de caminar.

4. Practica en casa. Si son tus primeros tacones, utilízalos en casa antes de salir. En esto de llevar tacón, como al volante, los kilometros marcan la diferencia.

5. Primero el tacón. Si no quieres parecer un pato no intentes apoyar a la vez la punta y el tacón. Primero, el tacón y luego, la punta, así es como se debe apoyar el pie al caminar con ellos.

Consejos para llevar tacones

6. ¡Cuidado! con la tierra movida, el césped o las zonas con rejillas o respiraderos en el suelo. Si no tienes más remedio que andar por estas zonas olvídate del punto 5 porque tendrás que andar de puntillas, sin apoyar el tacón, o se hundirá.

7. Espejito, espejito. La mejor manera de aprender los fundamentos de la postura correcta es mirarse en un espejo. No dejes de hacerlo.

8. De lado a lado: aunque te parezca algo vergonzoso, para llevar bien los tacones es necesario que contonees la cadera al caminar, de manera que puedas mantener el equilibrio con naturalidad. De nuevo, práctica, práctica y más práctica.

9. Elegancia. Por muy guapa, delgada y alta que seas; por muy bien que camines; por muy guays que sean tus zapatos... Evita exagerar el movimiento.

10. Di no a las tiritas. Busca un modelo que no te destroce el pie y, si tienes una lesión, usa unos zapatos cómodos y blandos durante unos días pero evita la sandalia ideal de noche con las tres tiritas asomando. No es elegante.

Consejos para llevar tacones

11. Sentido común. Si vas a caminar mucha distancia o tienes prisa, olvida los tacones. Si vas de pesca, evita los tacones. Si vas a subir al monasterio de Petra, evita los tacones.

12. Estoicismo: Sé estoica y vanidosa. Si eres más de comodidad que de vanidad y sacrificio, los tacones no son para ti.

13. Tacones impecables: Comprueba siempre que no hayas deformado los tacones con tu paso o que la tapa no se haya deteriorado mucho. Uno de los hombres más importantes de tu vida debería ser su zapatero.

14. Pies, para qué os quiero. "Pues para lucir divina". No sólo las uñas y el esmalte, sino también la piel, durezas, etc. Si el pie está sano, sin heridas, la relación de éste con el zapato será siempre mucho mejor, aparte de quedar mucho más bonito.

15. 'Laisser faire, laisser passer'. Nada luce más sensual y seguro en una persona sin prisas, que se toma su tiempo. El mundo es un lugar tan ocupado y agitado que moverse en él de forma pausada y relajada nos da ese “no sé qué” que queremos proyectar.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: