'DIY': ¿Cómo romper unos vaqueros?

Fíjate en las 'celebrities' y sigue cuatro sencillos pasos para personalizar tus 'jeans'. ¡A diseñar!


Desde que los vaqueros se convirtieron en uno de los básicos del fondo de armario -gracias al salto del ámbito laboral al guardarropa de hombres y mujeres, allá por los años 50- los jeans han traspasado ya la categoría de imprescindibles. Son muchos más que eso, ese aliado fiel que se adapta a cualquier look y momento (trabajo, afterwork, cena, plan casual...). Su versatilidad e infinidad de modelos lo convierten en la prenda estrella del armario los 365 días del año.

De campana, pitillo, rectos, jeggins... Y, dentro de este amplio abanico de posibilidades, no podía faltar el modelo que ha revolucionado los escaparates esta primavera, auinque son unos viejos conocidos: los ripped jeans (o vaqueros rotos). La fiebre por enseñar pierna a trozos sigue con nosotros una temporada más. Pero ¡atención! hay una diferencia respecto a anteriores temporadas: el diámetro de los rotos crece hasta límites insospechados. Y es que hemos pasado del 'tímido' jean con agujeros pequeñitos, a rotos que dejan al descubierto la pierna prácticamente entera desde la altura de la rodilla o alrededor de ella.

Gigi Hadid and Olivia Palermo

El mejor aliado de las 'celebs'

Las reinas del street style son fieles seguidoras de esta tendencia, que gana adeptos con la llegada del buen tiempo por una mera cuestión de temperatura. Un boom que se divide en dos marcados bandos: las que optan por la versión más radical, con rotos en versión XL; y otra, más recatadita, que consiste en rasgar el vaquero con pequeños agujeros. Sobre estas líneas, dos ejemplos: Gigi Hadid, que combina áreas totalmente descubiertas con otras deshilachadas; y Olivia Palermo, con una propuesta más formal y mucho más discreta.

Customiza tu viejo jean, ¡y ve a la última!

Cuántas veces hemos pensado "si supiera customizar mis vaqueros haciéndoles unos cuantos rotos, reutilizaría estos viejos que ya no uso". Típica frase que todas hemos dicho en alto y que ahora podemos poner en práctica siguiendo unos sencillos consejos. Desde que la locura por el DIY (do it yourself o hazlo tu mismo) llegó a nuestras vidas, ¡todo es posible! Atrás queda la idea de que coger una aguja y un dedal es cosa de abuelas. Y la moda es tan sólo una de las disciplinas donde hacer las cosas a mano (el arte del handmade) para conseguir piezas únicas, es lo más in. Y tú, ¿crees que estás preparada para diseñar tus propios vaqueros? ¡Toma nota!

DIY Vaqueros rotos

Imagen: Levi's

(1) Da un remojo a tus jeans sin necesidad de usar detergente

Si no quieres terminar peleando con tus vaqueros, lávalos para que la tela se suavice y te resulte más fácil cortarlos. El resultado será mucho más definido y profesional.

(2) Haz un roto con cierta gracia

Uno de los miedos que surgen cuando llega el momento de meter la tijera es conseguir que las áreas desgastadas y deshilachadas nos queden tan 'monas' como las de los jeans que venden en las tiendas. Para ello debes seguir tres pasos:

  • Hacer un par de cortes transversales (en horizontal, de lado a lado) con un cúter.
  • Desdibujar las rajas lijando un poco el tejido para que quede deshilachado.
  • Entresacar los hilos oscuros con ayuda de unos alicates (o unas pinzas) para que predominen los blancos.

(3) Refuerza el roto, así no perderá la gracia con los usos

¿Temes que todo este trabajo no sirva para nada y la zona termine completamente deshilachada (y no para bien precisamente)? Si es este el caso, o simplemente quieres rasgar tus vaqueros sin mostrar piel, una opción es poner un trozo de tela que cubra el agujero por debajo, y coserlo dando así un toque de color inesperado. Si eres inexperta en esto de la aguja, puedes utilizar tela adhesiva, parches, y una plancha. ¿Cómo hacerlo? Pones el retal justo detrás del roto y lo fijas con ayuda del calor de la plancha, pasándola por encima.

(4) Y llegó el momento más temido: coger la aguja.

Lo primero que tienes que hacer es pintar. Coge una tiza para ropa y marca el trazo sobre los bordes del roto. Tranquila, no debes seguirlo a pie juntillas, sino reforzarlo haciendo un diseño a base de pespuntes.

Y ¡voilà! En tan solo cuatro pasos has pasado de tener unos vaqueros normales y corrientes a tener unos vaqueros ¡únicos! Una prenda con historia, diferente, decorada por ti y con la que podrás presumir de habilidad y de tendencia. ¿Te apuntas al DIY?

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: