Los 10 errores más comunes cuando nos ponemos a dieta

Lo más importante a la hora de adelgazar es hacerlo de manera saludable, ¡no cometas estos errores!

por holafashion.es /

El calendario avanza y casi sin darnos cuenta nos acercamos al ansiado verano. Es en esta época del año cuando muchas comenzamos a preocuparnos por esos kilos de más que deseamos perder para poder lucir nuestra ropa de verano, bikinis y bañadores sintiéndonos a gusto en nuestro cuerpo. Pero en esta carrera por ganarle la batalla al sobrepeso, a veces lo hacemos impulsivamente. "Mañana me pongo a dieta", una frase que se repite cada año por estas fechas en nuestras cabezas, y que puede traernos consecuencias muy malas para nuestra salud si no lo hacemos de la manera adecuada. Y es que, hay una serie de errores muy comunes al ponerse a dieta. Te decimos cuáles, ¡y cómo evitarlos!

Errores comunes dieta

1. Seguir la dieta de un amigo: Cada cuerpo es diferente, y lo que a una persona puede funcionarle a las mil maravillas, en ti puede ser un desastre. En estos casos, lo mejor es no jugarte la salud y acudir siempre a un especialista, él sabrá que es lo que mejor te va a ti. Y es que, a veces alguien nos habla de una 'dieta milagro' y nos decidimos a seguirla sin darnos cuenta de que esto es un error que nuestra salud puede pagar muy caro. Ten en cuenta que si es una dieta en la que el aporte de alimentos básicos (hidratos de carbono y proteínas) no está equilibrado, es desaconsejable para la salud.

2. Pesarse todos los días: Adelgazar de manera saludable es un proceso largo y los resultados no se notan de un día para otro. Se trata de un cambio de hábito que tendrá sus frutos pasado un tiempo. Por lo tanto, no podemos pesarnos todos los días porque no veríamos ninguna evolución y nos frustraríamos al ver que tanto esfuerzo no está dando los resultados esperados. Nuestro consejo, ten paciencia y pésate cada quince días. De esta manera sí verás la evolución y te animará a seguir con la dieta.

3. Saltarse una comida: Es un error pensar que haciendo esto vamos a adelgazar. No desayunar o irse a la cama sin cenar no sólo nos hará pasar hambre de manera totalmente innecesaria sino que, además, nuestro metabolismo se ralentizará y no conseguiremos adelgazar.

4. Vigilar las cantidades: No hay necesidad de obsesionarse con las cantidades. Es cierto, estamos haciendo dieta, pero estar constantemente pensando en cuánto debemos comer puede resultar más estresante que beneficioso. No debemos sobrepasarnos, pero con comer una cantidad normal será suficiente. En definitiva, comer con cabeza.

5. Renunciar a los hidratos: Como hemos dicho en el primer punto, en una dieta es fundamental darle al cuerpo los alimentos básicos que necesita, y entre ellos se encuentran los hidratos de carbono. Renunciar a ellos es un error porque son fundamentales para el organismo y deben estar siempre presentes en cualquier dieta.

6. No realizar ninguna actividad física: Estemos o no a dieta, el ejercicio físico debe formar parte de nuestra rutina diaria siempre, pero especialmente si estamos intentando adelgazar. Y es que de nada vale que pongamos todos nuestros empeños en comer correctamente si no lo complementamos con algún tipo de ejercicio. De esta manera, lograremos los resultados más rápidamente.

7. No darse algún capricho: ¿Qué sería de la vida sin la alegría que nos da disfrutar de nuestro alimento favorito? ¡No renuncies a ello! Darse un capricho de manera esporádica no es malo, todo lo contrario. Y es que permitirnos un pequeño homenaje nos hará eliminar esa ansiedad constante tan frecuente en las dietas y nos animará a continuar por el buena camino. 

8. Comer sólo alimentos light: A veces, nos dejamos llevar por las etiquetas y nos lanzamos directamente a por los productos que tienen en su denominación la palabra light, algo que puede llevar a engaño. Y es que, aunque sean light, no necesariamente quiere decir que sean alimentos muy sanos o bajos en calorías. Por eso, la mejor opción es siempre optar por los vegetales, hidratos de carbono, pan, cereales integrales, legumbres, y proteínas vegetales y animales.

9. Adelgazar con productos integrales: No nos referimos a que los alimentos integrales sean malos, de hecho es todo lo contrario. Pero no debemos ceñirnos única y exclusivamente a este tipo de productos en nuestra dieta, y debemos combinarlos siempre con otro tipo de alimentos saludables que complementarán todos los nutrientes necesarios para nuestro organismo.

10. Pasarse con el aceite: Es uno de los pilares básicos de la dieta mediterránea, y aunque es muy beneficioso y nos aporta Omega 3, debemos consumirlo siempre con moderación y evitando excedernos. Lo ideal, consumir un par de cucharadas al día.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: