9 consejos muy útiles en verano si tienes el pelo encrespado

Si tu pelo se transforma con la humedad, estos trucos y productos se convertirán en tus mejores aliados

por holafashion.es /

En verano, además de proteger nuestra piel del sol, si hay una cuestión beauty que nos preocupa es el cabello. Y, más concretamente, el encrespamiento. Un problema que hace que nuestro pelo se vea fosco y descuidado, ¡y puede pasarle a cualquiera! Por ejemplo, a Chiara Ferragni, que hace poco visitaba Barcelona y compartía algunas fotos en Instagram donde los efectos de la humedad eran más que evidentes en su pelo. Pero, ¿se puede evitar? 

Chiara Ferragni pelo encrespado

Definitivamente, el verano es una de las peores épocas para la salud de nuestro cabello, y es que el cloro de la piscina, la sal del agua del mar o el sol pueden debilitarlo y deshidratarlo dando lugar al tan temido encrespamiento. Además, y aunque la genética también tiene algo que ver, hay muchas otras cosas que lo van apagando si no tomamos ciertas precauciones. Por ejemplo, el abuso de instrumentos de calor como las planchas, secadores o rizadores. Dejar de usarlos o reducir su uso puede ser una buena manera de acabar con el frizz, pero también hay otras muchas cosas que deberías dejar de hacer. ¡Toma nota!

VER: CONSEJOS PARA CONSEGUIR EL PELO PERFECTO

1. Controla la temperatura del agua: Aprovechando las altas temperaturas del verano, lava tu cabello con agua templada y no caliente. Algunos expertos aseguran que terminar con agua fría hace que tu pelo luzca más brillante, ya que cierra la cutícula y hace que refleje más la luz.

2. Elige los instrumentos adecuados para peinarlo: La electricidad estática en nuestro cabello es uno de los problemas más frecuentes, y también más molestos. ¿Sabías que una de sus causas es utilizar un peine de metal? En su lugar, sustitúyelo por uno de madera o fibra natural. Notarás la diferencia.

3. Presta atención al secarlo: Ya sea porque vamos con prisa o por puro desconocimiento, uno de los gestos más repetidos cada mañana es secar con fuerza el cabello contra la toalla. ¡Grave error! Este 'inocente' gesto puede agravar el problema al romper la cutícula del pelo, su capa más externa. Lo mejor es hacerlo de manera suave, presionando con pequeños toquecitos, o bien cambiar tu toalla por una camiseta de algodón, que eliminará el agua de tu pelo, pero no la humedad.

4. Los beneficios de la mascarilla: Las prisas no son buenas, y más si lo que queremos es tener un cabello sano y cuidado. ¿Por qué dedicas tiempo a tu rutina de maquillaje o a las cremas que pones en tu cuerpo, y pretendes acabar rápido a la hora de lavarte el pelo? Por ejemplo, es habitual que a la hora de aplicarnos mascarilla la dejemos actuar poco tiempo, con lo que no estaríamos aprovechando del todo sus beneficios. Por eso es recomendable que una vez a la semana dejemos actuar la mascarilla entre 10 y 30 minutos.

Productos anti encrespamiento

5. No uses espumas ni productos con alcohol: En tu lucha por una melena bonita y sin encrespamiento, el alcohol es tu mayor enemigo, ya que reseca el pelo y agrava el problema. Opta por sérums, cremas u otras fórmulas hidratantes que ayuden a conseguir un resultado suave. 

6. Echa mano de los remedios caseros: En muchas ocasiones, nos dejamos una fortuna en carísimos productos de peluquería que prometen acabar con nuestro problema y olvidamos los remedios caseros. Los aceites naturales son uno de los mejores aliados para cuidar nuestro cabello, como el de argán. Se puede aplicar de medios a puntas en el cabello mojado, o sobre el cabello seco para controlar el frizz. Lo mismo con el aceite de coco; o incluso el de aceite, con una pequeña dósis. 

7. Cambia la funda de tu almohada: A priori esto puede parecerte una tontería, pero si lo piensas un momento, te pasas en torno a unas siete u ocho horas durmiendo y con la cabeza y cabello apoyados sobre la almohada. Por eso es conveniente que el material de la funda sea de la mejor calidad posible ya que la fricción que se produce durante todas esas horas provoca que tu pelo se encrespe. El mejor tejido que puedes usar es el satén.

8. Cuidado con la playa: A la hora de exponernos al sol, siempre pensamos en proteger nuestra piel de los rayos del sol, y a menudo nos olvidamos de que el cabello también se estropea. Los pañuelos tipo bandana o los sombreros son una excelente manera de proteger nuestro pelo y evitar que se reseque. Además, puedes usar sprays específicos y aplicarlos a lo largo de toda la jornada, o bien aplicar tu sérum o mascarilla aprovechando el calor del sol para dilatar la cutícula y facilitar la hidratación.

9. Los tratamientos de alisado (japonés, brasileño): Esta puede ser una de las soluciones más definitivas -al menos durante los meses de verano-. Infórmate bien para conseguir los efectos deseados (si tienes el pelo recién teñido o especialmente delicado, puede que no sea la mejor opción). 

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen: